aA+
aA-
Grabar en formato PDF

publico.es | Catalunya
Els “Comuns” encaran su asamblea fundacional con más problemas de organización que de programa
17/03/2017 | María de Delàs

Catalunya

Els “Comuns” encaran su asamblea fundacional con más problemas de organización que de programa

El conflicto en torno a cuestiones organizativas es lo que más trasciende en estos momentos del proceso de confluencia para la formación de un nuevo sujeto político catalán. Una vez más parece que las discrepancias de orden administrativo se imponen por encima del debate sobre propuestas políticas, también entre los defensores de la llamada ’nueva política’. Un desacuerdo sobre el método de elección de los órganos provisionales de dirección pone en peligro la participación de Podem en el nuevo partido. La pregunta obvia es si detrás de esta discusión hay algo más que un problema de reglamentos.

Entre la militancia de los partidos que participan en la confluencia política (BComú, Podemos, ICV y EUiA) y entre las personas que han participado en el proceso participativo previo a la fundación de la nueva organización no parece que se defiendan posiciones programáticas contrapuestas. Más bien al contrario. Salvo el ámbito de defensa de la soberanía nacional de Catalunya, en el que se han puesto de manifiesto "posiciones diversas", lo que se aprecia es más bien un gran consenso ideológico. Dentro de cada una de las fuerzas que deberían integrar el nuevo espacio político lo que sí hay es una discusión entre independentistas y partidarios de nuevas y diferentes formas "de relación entre Catalunya y España".

Marc Parés, coordinador de la "ponencia cero" para la preparación de la asamblea fundacional del próximo 8 de abril señala la voluntad de "buscar un punto de consenso sobre el tema nacional". Afirma que nadie discute "la necesidad de superar el régimen del 78" y de "caminar hacia un nuevo escenario", "porque la situación actual es insostenible". "Nos une la defensa de la soberanía nacional de Catalunya", explica.

"No negamos la existencia de una continua movilización", dice, en relación a las grandes convocatorias de signo independentista. "Hay que dar salida" a esta demanda, "con una respuesta desde el soberanismo". "Compartimos la demanda de soberanía para que Catalunya pueda decidir", afirma, pero al mismo tiempo constata la existencia de "dos realidades", que se deben tener en cuenta para "crear una nueva hegemonía".

"Nos queremos dirigir a una mayoría social, la movilizada en el proceso soberanista y la que no".

Parés hace hincapié en la necesidad de representar "la mayoría social que ha visto empeorar sus condiciones de vida" como consecuencia de políticas que han favorecido el enriquecimiento de las élites.

No cree que las discrepancias que han aparecido con una de las cuatro fuerzas de la confluencia, Podem, "puedan tener nada que ver con la cuestión nacional ni con el proyecto político" del nuevo partido. Son conscientes, sin embargo, que son diferentes las raíces sociales de cada una de las fuerzas y que tampoco son las mismas las preocupaciones y sensibilidades de sus bases.

Desde Podem también se afirma la coincidencia programática con el resto de actores políticos del nuevo espacio, pero tienen conciencia de que entre sus bases "hay gente a la que no preocupa el hecho nacional" y que sobre todo tiene la vista puesta en "la política estatal"

Joan Giner, diputado de CatSiqueesPot y dirigente de Podem implicado en la construcción del nuevo espacio, explica a Públic que dentro de su partido "hay de todo sobre el tema nacional" pero que "estratégicamente" lo que más les preocupa es cómo "interpelar a las clases populares de este país "para lograr la hegemonía, teniendo en cuenta" que hay mucha gente a la que no le preocupa "la aspiración central de los independentistas.

Las bases de Podem deben decidir esta semana, a partir de este jueves, a través de una consulta interna, en qué condiciones organizativas están dispuestos a participar en la construcción del nuevo partido con ICV, BComú y EUiA, y aunque no todos constaten la inexistencia de discrepancias ideológicas sustanciales, el resultado puede modificar seriamente las perspectivas inmediatas de la nueva formación, tanto por lo que se refiere a la militancia como a las posibilidades de construir "una fuerza ganadora".

De hecho, los partidos de la confluencia, agrupados en las candidaturas de En Comú Podem ya han demostrado que pueden ser una "fuerza ganadora", en las dos últimas elecciones de diputados al Congreso.

Joan Giner afirma que ahora lo que está en juego es "una nueva forma de hacer política", "Una nueva metodología", que "debe ir más allá de los despachos de los partidos, sin dejar de contar con ellos".

"Superación del capitalismo"

Más de 4.000 personas han participado en los últimos dos meses en las asambleas territoriales y reuniones sectoriales preparatorias de la asamblea fundacional del nuevo sujeto político catalán, y en algunas de las mismas, sobre todo en comarcas, se han producido tomas de posición a favor de evaluar las posibilidades de confluencia también con la CUP para ensanchar la base del nuevo partido.

Marc Parés, que en conversación telefónica con Públic, ha insistido en que el nuevo partido apuesta por "la superación del capitalismo", ha marcado distancias con la CUP, que se declara "anticapitalista pero no hace una propuesta superadora", porque según él no tienen una "ambición clara de gobierno" y se conforman con jugar un papel "fuera de las instituciones".

"Nos unen muchas cosas" con la CUP explica Parés, pero añade que ellos lo que buscan son respuestas a las preocupaciones del 90 por ciento de la población, mientras que la CUP se dirige a sectores que considera "minoritarios".

Parés habla de una "propuesta alternativa" al capitalismo, "orientada al bien común", que ponga en pie "políticas redistributivas, pero también predistributivas", que "actúe sobre las causas de las desigualdades y no sólo sobre las consecuencias".

Joan Giner señala que la CUP tiene alcaldes y no cree por tanto que no tenga voluntad de gobernar. Reconoce la existencia de coincidencias programáticas con la CUP, pero afirma que la lucha por la hegemonía desde el independentismo está muy bien pero que hay una parte importante de la sociedad a la que no le preocupa el proceso y lo observa con indiferencia.

Listas y secretario general, de consenso

Los 52.000 inscritos de Podemos votarán entre este jueves y el próximo sábado sobre la aceptación o rechazo de las condiciones que su dirección plantea el fin de participar en la asamblea fundacional del nuevo partido, con ICV, BComú y EUiA: un sistema proporcional de elección de la dirección basado en listas abiertas, la participación de todos los inscritos en Podemos y la aprobación de un código ético común.

Fuentes de la confluencia consultadas por Públic, insisten en que toda la gente de Podem podrá votar, como todo el mundo que lo quiera hacer, entre los días 1 y 8 de abril, pero es necesario que se inscriban en el registro de ’Un País en comú’. Señalan, además, que lo que se propone desde la confluencia ya es un sistema de votación de listas abiertas y que las personas que entrarán en la dirección "serán las más votadas y no un equipo entero que deja fuera otro".

Sin embargo, lo que sí preparan los que están de acuerdo es una lista de consenso, así como el nombre del secretario general, que con toda probabilidad será Xavier Domènech.

Consenso para la elección de 30 personas por la Ejecutiva y 120 por el Consell Nacional.

En estas listas habrá personas de los partidos en confluencia. Se formuló una propuesta según la cual cada uno de los cuatro partidos podría tener cuatro personas en la Ejecutiva y los dieciséis restantes serían en su mayor parte personas independientes.

Marc Parés ha explicado a Públic que tanto la Executiva como el Consell Nacional serán organismos provisionales, transitorios, porque se encuentran en un "momento fundacional", y ha confirmado la voluntad de que la mayoría de miembros de la Executiva sean "independientes".

¿Quién podrá votar?

Lo que no se considera posible, según las fuentes de la confluencia consultadas por Públic, es que los militantes de los partidos puedan tener por el hecho de serlo derecho a votar sin inscripción en el nuevo registro, porque legalmente no es posible hacer una migración de datos, que pondría en cuestión la protección de los mismos.

Joan Giner cree que "no hay problema con el tema del censo, porque el tema se puede resolver con un "aplicativo" desde la web de participación de Podemos, que permita acceder a "las cabinas de votación" que se encuentran en un servidor que permite diferentes accesos. De este modo, según ellos, con "la aceptación previa de las condiciones para pasar de un web a otro" podría votar más gente.

"Si no se fían, hablemos", dice Giner, "pero la seguridad es la misma".

Margen de negociación

"Esto no se para, pase lo que pase con Podem el nuevo espacio se creará", afirma Marc Parés, que descarta la posibilidad de entendimiento posterior a través de una coalición. "No es un escenario posible".

Giner tampoco quiere hablar de esta posibilidad, apoyada por un sector minoritario de Podemos. "Es necesario que el nuevo sujeto nazca fuerte". "Ahora no nos planteamos ninguna coalición. Hablamos de si abrimos un nuevo espacio político y si hay soberanía de cada organización. Tenemos voluntad de llegar a un acuerdo a toda costa", asegura. Y si en la consulta que hacen a las bases de Podem aprueban las condiciones que defiende su dirección, "ofreceremos negociación", dice.

El tema del código ético no parece un elemento bloqueante en estos momentos, porque ya han intercambiado dos documentos, y si no aparecen discrepancias sustanciales parece que se pueden poner de acuerdo en temas tales como la limitación de sueldos, la limitación de mandatos, la prohibición del endeudamiento del partido, la negativa a la profesionalización de la política, la feminización y la democratización de la representación política a través de mecanismos de rendición de cuentas.

Los inscritos que finalmente voten también deberán elegir el nombre del nuevo partido. Hay cuatro propuestas de momento: En Comú Podem, Catalunya en Comú, En Comú y Comuns.

16/03/2017

http://www.publico.es/politica/els-comuns-encaran-asamblea-fundacional.html



Vídeo 25 años

Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Actos

Madrid. 1 de junio de 2017. 19 h.


50 años de la huelga de Laminación de Bandas/ Movimiento obrero y antifranquismo en el País Vasco en la última década de la dictadura


Lugar: Librería Traficantes de sueños

calle Duque de Alba, 13, metros Latina y Tirso de Molina

Intervienen:
Pedro Ibarra, Luis Alejos, Justa Montero

Actos

Madrid. Lunes, 29 de mayo de 2017. 19h

Victor Serge. Un hombre en la medianoche del siglo

Pelai Pagés, Andy Durgan, Juan Manuel Vera

Teatro del Barrio

Zurita, 20. Metro Lavapiés, Atocha o Antón Martín o







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons