aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Marruecos
Acoso sexual a las mujeres: un análisis sociológico
06/09/2017 | Elsa Walter

Este verano se han difundido varios videos de agresiones sexuales a mujeres en el espacio público. ¿Hay más que antes, o el fenómeno es solo más difundido? ¿Cómo informa esto sobre la evolución de la sociedad marroquí? A continuación, unos elementos de respuesta de sociólogas y feministas.

En la noche del 20 al 21 de agosto se propaga en las redes sociales un vídeo intolerable. Se ve en él a una joven, Iman, de 24 años, sufrir una agresión sexual en pleno día en un autobús. La víctima, que sufre "problemas mentales" según la policía, sufre tocamientos por una horda de menores que desnudan la parte de arriba de su cuerpo, intentan besarla y le manosean los pechos en contra de su voluntad.

El día siguiente por la mañana la indignación es general y muy rápidamente la invesigación de la policía concluye con la detención de cinco presuntos agresores, de entre 15 y 17 años y todos originarios del barrio de Sidi Bernusi en Casablanca. Hay un llamamiento en internet a una concentración en Casablanca el 23 de agosto en apoyo a la víctima. Más de mil personas han informan de su intención de tomar parte en ella 1/.

El 11 de agosto, un video mostrando a una horda de jóvenes acosando a una mujer que va sola por la calle en Tánger es difundido en las redes sociales suscitando reacciones divididas. Algunas desaprueban, otras justifican la agresión juzgando indecente la vestimenta de la mujer.

En 2015, otro asunto, el de las dos jóvenes de Inezgane perseguidas por su forma de vestir, había suscitado un revuelo, recordando una vez más hasta qué punto el espacio público puede ser violento hacia las mujeres.

Agresiones más difundidas y agresores orgullosos de sus crímenes

Jamal Khalil, profesor de sociología de la Universidad Hassan II en Ain Chock Casablanca, recuerda que "no hay un seguimiento estadístico de las agresiones sexuales a mujeres en el espacio público. Se tiene la impresión que hay más que antes, pero pienso que sobre todo son más difundidas hoy que hace 20 años".

El sociólogo lamenta que no haya un organismo estatal independiente para seguir estos fenómenos. Hay que recordar que fue creado, en el marco del plan gubernamental de igualdad entre hombres y mujeres, ICRAM, un Observatorio nacional de la violencia hacia las mujeres, pero éste, considerado como una "cáscara vacía" por las asociaciones feministas, no realiza estadísticas.

Las asociaciones de defensa de los derechos de las mujeres, como ADFM, nos confían que reciben pocas denuncias sobre las violencias en el espacio público, pues saben que su acción será vana debido a la ausencia de ley protectora. La Comisión regional de derechos humanos (Commission régionale des droits de l’Homme -CRDH) de Casablanca-Settat, con quien hemos tomado contacto, nos indica por otra parte que "la CRDH no ha sido interpelada últimamente por ningún caso de agresión contra mujeres en el espacio público".

Para Khadija Ryadi, antigua presidenta de la Asociación marroquí de derechos humanos (Association marocaine des droits humains -AMDH), "es un fenómeno que toma amplitud en la sociedad de una forma grave. No estoy de acuerdo con quienes dicen que es algo que ha ocurrido siempre en Marruecos".

Nouzha Skalli, antigua ministra de Desarrollo social y de la Familia y miembro del PPS, comparte esta visión. "Me siento impresionada por este recrudecimiento incalificable de la violencia hacia las mujeres", nos confia, recordando que el reconocimiento de esta violencia es reciente, incluso en el plano internacional: "Solo en 1993 las Naciones Unidas tomaron en consideración este asunto. Durante mucho tiempo, las mujeres maltratadas debían ocultarse y no se atrevían a hablar. Solo tras las acciones realizadas por la sociedad civil ha habido una visibilización de esta violencia".

Para la socióloga Soumaya Naamane Gessous, especialista de la sexualidad y de los derechos de las mujeres, "las agresiones sexuales han existido siempre y no estamos en el caso de India donde las violaciones colectivas son incontables. Pero el fenómeno que es verdaderamente nuevo es la crueldad que consiste en grabar estos crímenes y presumir de ellos en la red, en una búsqueda abyecta de la celebridad. Estos jóvenes se sienten en total impunidad, pues incluso la gente que pasa a su lado no se detiene para defender a las mujeres víctimas de la agresión. Esto hace reflexionar también sobre el impacto de la red sobre estos jóvenes irresponsables. ¿Qué pasa por la cabeza de estos jóvenes que presumen?”

"Una mujer en la calle es siempre considerada como una prostituta"

Para Soumaya Guessous, es en particular "la influencia salafista la que entra en juego: el discurso integrista, que no predica en absoluto el respeto a la mujer, es repetido por cadenas de televisión por satélite y en la red. Por otra parte, el discruso religioso en ciertas mezquitas, pero también de ciertos enseñantes, va en ese sentido. La mujer es considerada como un Satán que ataca la piedad del creyente. Una mujer en la calle es siempre considerada como una prostituta, aunque lleve el velo" 2/.

La socióloga ve igualmente en la frustración sexual ambiente una explicación a las agresiones en la calle. "En Marruecos, el valor de un hombre es su virilidad. Los jóvenes son educados para exhibir su potencia sexual. De otro lado, el valor de las chicas es la virginidad. Hay algo que no funciona en este sistema. La pornografía excita sexualmente a los jóvenes, que van a desatarse sobre mujeres".

Khadija Ryadi resume así esta visión particular de la virilidad: "finalmente, para convertirse en hombre hay que agredir a las mujeres".

Una constatación que comparte el profesor Khalil: "no se ha arreglado aún la cuestión de la mujer en el exterior del hogar. Estamos sin duda en una cultura en la que se estima que la mujer no es bienvenida al espacio público y que si es agredida, es de alguna forma culpa suya, pues molesta. Una chica, cuando sale de su casa, debe tener un plan de ruta y hay cosas que no puede hacer. No es evidentemente, el caso de los hombres. En verano, el fenómeno se exacerba, pues la gente sale más. Hay un poco más de mujeres en el exterior y por tanto esto molesta un poco más".

La antigua ministra Nouzha Skalli analiza este fenómeno como "la conclusión de toda una ofensiva ideológica contra las mujeres, contra la libertad de las chicas para vestirse normalmente. Los jóvenes se sienten desacomplejados para agredir a las chicas", deplora.

"Crisis de valores y generación abandonada a sí misma"

Sobre la juventud de los agresores (15 a 17 años), la antigua presidenta de AMDH subraya que en general, son personas menores las que están tanto entre las víctimas como entre los agresores."Es una generación que ha sido abandonada a sí misma, que no tiene un encuadramiento, una educación. Una generación víctima de la crisis de valores que reina en la sociedad", subraya Khadija Ryadi.

Recuerda un estudio reciente del Banco Mundial sobre la percepción por los jóvenes de la violencia hacia las mujeres, "el 67% de los hombres encuentran normal que una mujer sea víctima de violencia. Hay una aceptación, una normalización de la violencia hacia las mujeres. Es lo que muestran también las cifras del estudio del Alto comisario para el Plan de 2010, que demuestran que las dos terceras partes de las mujeres en Marruecos están expuestas a la violencia, o la han sufrido al menos una vez".

Para la militante, la violencia que se desarrolla hacia las mujeres, es también "el resultado de la imagen de la mujer en la sociedad. A pesar de todos los planes de acción puestos en pie por el gobierno, la imagen de la mujer está muy degradada en la sociedad. No solo hay que educar a los niños y salvar nuestra escuela pública que está en quiebra, sino también trabajar sobre la imagen de la mujer en los medios. Es también en las mezquitas donde hay que actuar: las prédicas de los imanes sirven demasiado a menudo para difundir mensajes misóginos y violentos contra las mujeres". Denuncia igualmente una "justicia en quiebra y una discriminación hacia las asociaciones que trabajan verdaderamente a favor de los derechos de las mujeres".

Nadia Hmaity, militante en AMDH, que ha creado la página Facebook "Stop au harcèlement des femmes dans les rues du Maroc" (Stop al acoso de las mujeres en las calles de Marruecos), recuerda que esta situación es también debida a la "cruel falta de educación sexual en la familia y en la escuela".

"Lo más chocante es que las mujeres justifiquen las violencias que se hacen a las mujeres"

Por su parte, Nouzha Skalli deplora que "la ideología misógina dominante se encuentra tanto entre los hombres como entre las mujeres. Es mucho más chocante cuando son las mujeres las que justifican los actos de violencia cometidos contra las mujeres, pero esto forma parte de una cultura nauseabunda".

Para Soumaya Naamane Guessous, "es un problema de mentalidad que comienza en el hogar. No hay respeto por la mujer. Las madres mismas denigran a las mujeres delante de sus hijos".

Una triste constatación que recuerda el reciente asunto de la cantante de chaâbi [música popular marroquí de origen amazig. NdT] Imane Bent El Howat, que anima en una de sus canciones a los hombres a golpear a las mujeres, o también los alucinantes consejos dados por una presentadora de la cadena de TV 2M 3/ a las mujeres golpeadas que llevaron a la cadena a presentar sus excusas.

Una clase política que no se implica

El sociólogo Jamal Khalil recuerda la responsabilidad colectiva en este tipo de dramas: "En estas historias, todos somos responsables: ya se sea enseñante, padre de familia, alcalde de una ciudad, ministro, o cuando se está en un autobús y se mira para otra parte. Es la no asistencia a la persona en peligro".

Para él, es ante todo un tema de opción de sociedad: "La sociedad debe decidir qué quiere. Esto no va a hacerse de un día para otro, es un trabajo a largo plazo. El Estado debe continuar su acción y no es solo con una campaña de comunicación como se arreglará el problema. Es necesaria perseverancia".

Pero la socióloga Soumaya Guessous recuerda que "no hay en Marruecos ninguna campaña de sensibilización a favor del respeto a las mujeres". Para ella, "en el ejecutivo no hacen nada".

Nouzha Skalli considera por su parte que si la ola de indignación en la sociedad civil es viva, "a nivel institucional y de las autoridades, esta cuestión no está considerada como de mayor importancia. Las libertades de las mujeres están hoy amenazadas, sobre todo en ausencia de una ley que sancione la violencia contra las mujeres".

Sobre este punto, Mustafá Ramid, ministro de Estado encargado de los derechos humanos (ministre d’État chargé des droits de l’Homme), había concedido a la AFP que la ley marroquí "condena el acoso a las mujeres en el trabajo, pero no en los espacios públicos".

Asegura sin embargo que un proyecto de ley "completo" que criminaliza las violencias contra las mujeres, incluyendo por primera vez el acoso en los lugares públicos, está en curso de adopción en el Parlamento.

Pero para la antigua ministra Nouzha Skalli, "el Parlamento no refleja la sociedad hoy. Como ejemplo, la tasa de poligamia en la sociedad no supera el 0,3% pero entre los parlamentarios es del 10%. Es un parlamento que, globalmente, es infinitamente más conservador que la sociedad. Además, la tasa de abstención alcanzó el 75% en las últimas elecciones", añade.

Tratándose del proyecto de ley en preparación, considera que "sería necesario tener una escucha y una concertación efectiva con los movimientos por los derechos de las mujeres", cuya opinión no ha sido tenida en cuenta.

La antigua ministra deplora además que "los partidos políticos en su conjunto no estén comprometidos en la cuestión de la igualdad". Concluye diciendo que "en los hechos, no se encuentra realmente una fuerza política que de una real prioridad a esta cuestión".

21/08/2017

http://telquel.ma/2017/08/21/analyse-sociologique-des-agressions-sexuelles-une-femme-est-consideree-comme-une-prostituee-dans-la-rue_1558299

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur

Notas

1/ El 24 de agosto, Telquel informaba que "en la concentración para denunciar las violaciones tras la difusión del video con la agresión sexual de la joven Zineb en un autobús en Casablanca, se han visto dos campos distintos: por una parte, un centenar de manifestantes, además de la prensa y los curiosos; de otra, varias personas, mayoritariamente hombres, intentando restar credibilidad a la manifestación". Ver https://telquel.ma/2017/08/24/debats-et-scenes-surrealistes-au-sit-in-de-solidarite-avec-la-jeune-fille-agressee-sexuellement-dans-un-bus_1558814. NdT.

2/ Además defienden que se ataque a las prostitutas. Al no explicitar esto podría entenderse que es normal que si a una mujer la toman por una prostituta la acosen. NdT.

3/ El 25/11/2016 con ocasión de la jornada mundial de lucha contra la violencia contra las mujeres, una presentadora de la cadena de TV 2M dedicó una parte de su programa a enseñar a las mujeres a maquillarse para ocultar las huellas de violencia en su rostro. Ver http://telquel.ma/2016/11/25/les-conseils-hallucinants-dune-animatrice-2m-aux-femmes-battues_1525251. La cantante Imane Bent El Howat publicaba, el 7/08/2017, una canción en la que decía, entre otras cosas, que "gracias a sus golpes, ella no le olvida". Ver http://telquel.ma/2017/08/11/femme-encourage-les-hommes-battre-les-femmes_1557200. NdT





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
Madrid. 20 de noviembre de 2017, 19:30h
Madrid. 20 de noviembre de 2017. 19.30 h. [Homenaje a Francisca Aguirre>13199] Organiza: Junta Municipal de Chamberí, Jefatura de la Unidad de Actividades Culturales, Formativas y Deportes. Coorganiza: Mesa de Cultura del Foro Social de Chamberí. Lugar: Teatro Galileo; C/Galileo 39
Teatro Galileo C/ Galileo 39
Actos
Madrid. 21 de noviembre de 2017, 19:00h
Madrid. Martes 21 de noviembre de 2017. 19 h. Entender el conflicto para construir la paz JO BERRY; PAT MAGEE -El Salto viento sur
Casa del Reloj-Legazpi
Actos
Langreo. 22 de noviembre de 2017, 19:00h
Langreo. Martes 22, 23, 24 de noviembre de 2017. 19 h. 1917-2017 Recuperar la esperanza Participan (Ver cartel de anuncio) -Organiza: Fundación Adreu Nin
Casa de Cultura "Alberto Vega" de la Felguera Plaza Eduardo Merédiz
Actos
BILBAO. 24 de noviembre de 2017, 18:00h
Bilbao. Viernes 24 de noviembre de 2017. 18 h. El proceso catalán y la vía vasca a la soberanía nacional Martí Caussa -Procés Constituent Catalunya; Arnaldo Otergi -Coord. general de EH Bilbu -Organiza: Hitz&hitz fundazioa - Iratzar fundazioa
Arrupe Etxea-Casa Arrupe Aita Lojandio kalea, 2
Actos
Donostia. 25 de noviembre de 2017, 11:30h
Donostia. Sábado 25 de noviembre de 2017. 19 h. (Camins a récorrer) Erabakitzeko eskubidea (Caminos a rerorrer) Ernest Luch Kultur Aretoa Participan: Laura Mintegi, David Fernández, Jaime Pastor -Organiza: Demagun taldea
Ernest Lluch kultur aretoa Anoeta pasealekua 7
Actos
Langreo. 23 de noviembre de 2017, 19:00h
Langreo. Martes 22, 23, 24 de noviembre de 2017. 19 h. 1917-2017 Recuperar la esperanza Participan (Ver cartel de anuncio) -Organiza: Fundación Adreu Nin
Casa de Cultura "Alberto Vega" de la Felguera Plaza Eduardo Merédiz
Actos
Langreo. 24 de noviembre de 2017, 19:00h
Langreo. Martes 22, 23, 24 de noviembre de 2017. 19 h. 1917-2017 Recuperar la esperanza Participan (Ver cartel de anuncio) -Organiza: Fundación Adreu Nin
Casa de Cultura "Alberto Vega" de la Felguera Plaza Eduardo Merédiz







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons