aA+
aA-
Grabar en formato PDF

diarijornada.coop | País Valencià
El País Valencià ante el proceso catalán: apoyo intermitente
15/11/2017 | Laia Mas

El País Valencià no es ajeno al proceso político que vive Catalunya. Desde septiembre ha habido varias movilizaciones, organizadas por entidades como Acción Cultural del País Valencià y la Plataforma pel Dret a Decidir [Plataforma por el derecho a decidir del País Valencià. NdT], en apoyo a la celebración del referéndum y condenando la represión y la aplicación del artículo 155 por parte del Estado español. Además, los actores políticos se han visto obligados a posicionarse, haciendo visibles así algunas de las fisuras entre los partidos del Pacte del Botànic, pero con una crítica compartida por el encarcelamiento del gobierno catalán. Además, las olas expansivas del proceso también han puesto en escena a los grupos fascistas y anticatalanistas, que han reaparecido con violencia en la calle.

Todo ello irrumpe en un momento en que la agenda de la política institucional valenciana está marcada por la reivindicación de una financiación justa, que tiene una cita el próximo 18 de noviembre con una manifestación en la ciudad de València.

El gobierno valenciano: entre la equidistancia y la crítica

Después del encarcelamiento de los consellers catalanes, Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana y secretario general del PSPV-PSOE, dijo que la decisión de la Audiencia Nacional no le parecía la más adecuada, pero que respetaba siempre las leyes. Además, cree que no se tiene que contribuir "ni un minuto más a generar fractura social y emocional entre Catalunya y el resto de España", puesto que considera que sería muy negativo para toda la ciudadanía. A pesar de que Puig haya sido crítico con la decisión judicial, el partido del que forma parte ha tenido un papel clave en el Senado para hacer posible la aplicación del 155.

Por su parte, dentro de Compromís (socio de gobierno del PSPV-PSOE) ha habido varios posicionamientos. Si bien todos los dirigentes han coincidido en criticar las medidas represivas del Estado en Catalunya y han votado en contra de la aplicación del 155, no todas las opiniones han ido en la misma dirección. La vicepresidenta de la Generalitat y coportavoz de la coalición, Mónica Oltra, antes del 1 de octubre, pidió que Puigdemont renunciara a la organización del referéndum "para buscar una solución política al conflicto". Estas declaraciones ahondaron las discrepancias con los sectores más nacionalistas de Compromís, como la corriente Bloc i País o el diputado Josep Nadal, quien se desmarcó de las declaraciones de la vicepresidenta y, además, hizo una crítica clara a los últimos acontecimientos: "Enviar a prisión a los miembros de un gobierno democráticamente elegido es una vergüenza y una muestra de involución brutal", escribía en un tuit recientemente. En la misma línea, la secretaria general del Bloc, Àgueda Micó, contradecía a Oltra apuntando que "Catalunya está legitimada para llevar a cabo la consulta, porque así lo pide la inmensa mayoría de los catalanes".

Por último, Podem se ha mantenido como observador distante del asunto catalán, a pesar de que sus miembros han denunciado la intervención de Catalunya y la violencia ejercida por el Estado y también han votado en contra del 155. Antonio Estañ, portavoz de la agrupación en el País Valencià, ha calificado el encarcelamiento de los consejeros de "involución democrática" y ha pedido diálogo entre las dos partes del conflicto, en la misma línea que el dirigente estatal del partido, Pablo Iglesias.

En líneas generales, los políticos valencianos han intentado permanecer al margen del conflicto catalán, concentrados en hacer su propia vía, que actualmente se centra en la demanda de una mejora en la financiación. Sin embargo, los sectores más nacionalistas también entienden este momento como una oportunidad "de abrir el melón del cambio del sistema de modelo territorial en el Estado español", en palabras de Àgueda Micó. De hecho, este es otro de los temas que empieza a marcar la agenda política valenciana: la reforma constitucional que prevea un modelo territorial con más peso para las autonomías.

Resurgimiento del anticatalanismo y unidad antifascista

Por su parte, los movimientos cívicos se han organizado en solidaridad con los derechos democráticos de Catalunya. La primera concentración "para denunciar la intervención de las instituciones catalanas" se hizo el 20 de septiembre simultáneamente en las ciudades de Alacant, València y Castelló después de hacerse públicas las primeras detenciones de altos cargos de la Generalitat de Catalunya por la organización del referéndum. También el día 1 de octubre, mientras en la otra orilla del Sènia se cerraba una jornada histórica, una gran manifestación recorrió las calles de la ciudad de València, y centenares de personas denunciaron también en Alacant y Castelló la violencia policial ejercida durante el día del referéndum.

Con todo, los apoyos que se han ido tejiendo desde el País Valencià han sufrido un cierto eclipse con la reaparición de la extrema derecha ocho días después del referéndum en Catalunya. Las movilizaciones en solidaridad, especialmente en la ciudad de València, se han visto manchadas por intimidaciones, coacciones y agresiones en unos episodios que han devuelto a la retina las imágenes de aquella Batalla de València que las generaciones más jóvenes nunca conocieron. Durante el Nou d’octubre [9 de octubre], Diada del País Valencià, grupos fascistas protagonizaron graves agresiones a las personas que se manifestaban en la marcha vespertina del cap i casal [Nombre que se le da a la ciudad de València],utilizando el proceso de independencia catalán como excusa. Un dispositivo policial deficitario benefició las actuaciones de grupos ultras como los Yomus, peña del València CF, o el partido España 2000, en unos hechos que ya han sido denunciados por las víctimas. También en la ciudad de Alicante, un grupo de fascistas increpó la movilización a favor del derecho de autodeterminación de los pueblos convocada por los movimientos sociales de la comarca el pasado 28 de octubre [Ver http://www.anticapitalistes.net/spip.php?article7331. NdT]. Durante los días posteriores, las acciones de la extrema derecha han continuado irrumpiendo en el escenario público: el escrache en la puerta de la casa de la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, o el ataque a la estatua del poeta Vicent Andrés Estellés en el pueblo de Burjassot (l’Horta Nort) ilustran la cara más oscura de las reacciones a todo aquello que ocurre en Catalunya.

No en balde, los fascistas ya habían calentado motores previamente en su faceta más anticatalanista, con apariciones puntuales como la concentración ante el teatro El Micalet el día 25 de septiembre, en el mismo momento que dentro se celebraba un acto de apoyo al 1 de Octubre convocado por la Plataforma pel Dret a Decidir del País Valencià, o la amenaza a otro acto en favor del referéndum organizado por Va de Democràcia en el Hotel Astòria de València, que tuvo que ser trasladado de lugar a última hora. También irrumpieron con pintadas en la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València el día 13 de septiembre, cuando Anna Gabriel, diputada de la CUP en el Parlament de Catalunya, acudió a impartir una charla: "Un tiro a Anna Gabriel" o "Muerte al traidor. Anna Gabriel eres una puta" eran algunos de los mensajes que se podían leer en las paredes de la facultad.

Ahora bien, a pesar de que una de las consecuencias del proceso catalán en tierras valencianas ha sido el resurgimiento del fascismo, también se ha reforzado la unidad entre diferentes movimientos sociales valencianos, como lo son el soberanista y el antifascista, que salieron juntos el pasado 28 de octubre a la calle en una multitudinaria manifestación convocada con motivo de las agresiones del Nou d’octubre. Bajo el lema "València contra el fascismo y por las libertades", más de doscientas entidades convocantes reunieron miles de personas.

Los efectos contrapuestos del proceso en el País Valencià

La ciudadanía activa y la izquierda política coinciden en que el encarcelamiento de un gobierno elegido democráticamente supera la línea roja de la democracia y, a pesar de que las movilizaciones en solidaridad con Catalunya se habían parado el último mes, ahora mismo se preparan otras nuevas para demostrar el rechazo de la sociedad valenciana a las medidas autoritarias del gobierno español y en defensa de las libertades y la democracia.

7/11/2017

https://www.diarijornada.coop/pais-valencia-vista-proces-catala-suport-intermitencies/





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
MADRID. 14 de diciembre de 2017, 19:30h
Madrid. 14 de diciembre 2017. 19.30 h. Poesía en el Bulevar Leerán sus poemas AUILES GARCIA BRITO, ANA PÉREZ CAÑAMARES y ALFREDO PIQUER. Presenta ANTONIO CRESPO MASSIEU Lugar: Casa de Cultura y Participación Ciudadana -C/BRAVO MURILO 37-39- Plaza del Parque Móvil









Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons