aA+
aA-
Grabar en formato PDF
lesinrocks.com  
Entrevista a Luz Laffetter, superviviente de Charlie Hebdo
“Todo el mundo nos mira, nos hemos convertido en símbolos”
20/01/2015 | Anne Laffeter

[El atentado terrorista, del pasado 7 de enero, contra Charlie-Hebdo ha marcado profundamente a la sociedad francesa. Una sociedad en la que la inmensa solidaridad humana expresada en las masivas movilizaciones el 11 de enero ha ido en paralelo a lo que se ha denominado la recuperación política del poder orientada –no solo en Francia– a el "todo vale" contra el terrorismo y su entorno, en detrimento del Estado de derecho y las libertades. Junto a ello hemos asistido al debate en torno a dos temas de enorme importancia de cara a cualquier proyecto emancipador: el primero, la relación entre la libertad de expresión y lo que, en un artículo reciente, Claude Gabriel, denominaba "noción de responsabilidad"; el segundo, sobre las religiones y la laicidad. Durante estas dos semanas todo ello ha girado en torno a la figura de Charli-Hebdo. Por ello hemos visto de interés reproducir aquí la visión sobre la revista –pero también sobre el contexto generado en torno a ella– de uno de sus supervivientes, Luz Laffetteer.]

Una ejecución colectiva ha diezmado la redacción de Charlie Hebdo. Frente al horror, el eslogan Je suis Charlie se ha convertido en el estandarte de la libertad y de la resistencia al oscurantismo. Luz, dibujante emblemático del semanal, toma la palabra por primera vez, al día siguiente de la muerte de sus amigos y en vísperas de la gran concentración del domingo.

Luz dibuja en Charlie Hebdo desde hace veinte años. Debe la vida a haber nacido un 7 de enero, y de haber llegado con retraso a la reunión de la redacción del semanario satírico. Participa con los demás “supervivientes” en la fabricación del número de Charlie Hebdo que saldrá el 14 de enero, y que tendrá excepcionalmente una tirada de un millón de ejemplares. Hoy, como ayer, irá a los locales de Libération, que abrigan la redacción, para discutir sobre los ángulos, los asuntos, de la portada. Con otros dibujantes, irá a la gran concentración del domingo. Al día siguiente del ataque terrorista que ha costado la vida a sus amigos, sus mentores, su familia, Luz nos confía sus dudas, sus temores y su cólera. Devastado por la pena, se pregunta sobre la posibilidad de seguir dibujando tras este terrible 7 de enero de 2015 y da un testimonio a contracorriente.

La salida de Charlie Hebdo el miércoles próximo se ha convertido en un asunto nacional y político. ¿Cómo vivir esta responsabilidad en estas terribles condiciones?

Luz: Cuando comencé a dibujar, consideré siempre que se estaba protegido porque hacíamos pequeños Mickey. Con los muertos, el tiroteo, la violencia, todo ha cambiado de naturaleza. Todo el mundo nos mira, nos hemos convertido en símbolos, igual que nuestros dibujos. L´Humanité ha titulado en la portada “Lo que se asesina es la libertad” por encima de la reproducción de mi portada sobre Houellebecq que, aunque tenga un poco de fondo, es una gilipollez sobre Houellebecq. Se nos hace llevar sobre nuestras espaldas una carga simbólica que no existe en nuestros dibujos y que nos supera un poco. Formo parte de la gente que lleva mal estas cosas.

¿Qué entiendes por “carga simbólica”?

En 2007, con la publicación de las caricaturas de Mahoma del periódico danés Jyllands-Posten, éramos o provocadores, o caballeros andantes de la libertad de prensa. En 2011, cuando los locales fueron incendiados, éramos de nuevo caballeros andantes. En 2012, con ocasión de la salida de una película completamente estúpida sobre los musulmanes (L´innocence des musulmans), dibujamos a Mahoma en el interior de Charlie, como de costumbre. Nos convertimos entonces en peligrosos provocadores que hacen cerrar embajadas y aterrorizan a los franceses del extranjero. Los medios han hecho una montaña de nuestros dibujos cuando a ojos del mundo somos un vulgar fanzine, un pequeño fanzine de instituto de secundaria. Este fanzine se ha convertido en un símbolo nacional e internacional, ¡pero quienes han sido asesinadas han sido personas, no la libertad de expresión! Gente que sencillamente hacía dibujos.

¿Quieres decir que la naturaleza de la caricatura ha cambiado?

Desde la publicación de las caricaturas de Mahoma, la naturaleza irresponsable de la caricatura ha desaparecido progresivamente. Desde 2007, nuestros dibujos son leídos en primer grado. Personas o dibujantes como Plantu, estiman que no se puede dibujar sobre Mahoma a causa de su visibilidad mundial ligada a Internet. Habría que tener cuidado con lo que se hace en Francia porque se pueden provocar reacciones en Kuala Lumpur u otros sitios. Y eso es insoportable.

¿Por qué?

Desde 2007, Charlie es mirado bajo el ángulo de la responsabilidad. Cada dibujo tiene la posibilidad de ser leído bajo el ángulo de repercusiones geopolíticas o de política interior. Se echa sobre nuestras espaldas la responsabilidad de estas repercusiones. Ahora bien, somos un periódico, se compra, se abre y se cierra. Si hay gente que cuelga nuestros dibujos en Internet, si algunos medios subrayan algunos dibujos, es su responsabilidad. No la nuestra.

Salvo que lo que ocurre es absolutamente lo contrario

Tenemos que cargar con una responsabilidad simbólica que no está inscrita en las viñetas de Charlie. A diferencia de los anglosajones o de Plantu, Charlie lucha contra el simbolismo. Las palomas de la paz y otras metáforas del mundo en guerra, no es lo nuestro. Trabajamos asuntos de detalle, asuntos precisos ligados al humor francés, a nuestros análisis de franceses de a pié.

Dibujos a veces cutres o punk…

A veces inocentes, a veces destartalados, punk efectivamente. A veces no se acierta, a veces si. Charlie es la suma de personas muy diferentes unas de otras que hacen dibujos sin más. La naturaleza del dibujo cambiaba en función de la mano de su dibujante, de su estilo, de su pasado político en unos casos, o artístico en otros. Pero esta humildad y esta diversidad de miradas ya no existen. Cada dibujo es visto como si estuviera hecho por cada uno de nosotros. Al final, la carga simbólica actual es todo contra lo que Charlie ha trabajado siempre: destruir los símbolos, hacer caer los tabúes, poner en orden los fantasmas. Es formidable que la gente nos apoye pero es un contrasentido de lo que son los dibujos de Charlie.

Os habéis convertido en los estandartes de la unidad nacional

Esta unanimidad es útil a Hollande para galvanizar la nación. Es útil a Marine Le Pen para demandar la pena de muerte. Con el simbolismo en sentido amplio, todo el mundo puede hacer lo que quiera. Incluso Putin podría estar de acuerdo con una paloma de la paz. Ahora bien, precisamente, con los dibujos de Charlie no podías hacer cualquier cosa. Cuando te burlas con precisión de los oscurantismos, cuando ridiculizas actitudes políticas, no se está en el terreno del simbolismo. Charb, que considero como el Reiser de finales del siglo XX y de comienzos del XXI, hablaba de la sociedad. Dibujaba lo que había bajo el barniz, gente con una gran nariz, un poco chunga. Ahí, se está bajo una enorme capa de barniz, y va a ser difícil para mí.

¿Qué quieres decir?

¿Es verdaderamente el momento de hacer Charlie cuando estamos sumergidos en la emoción? ¿Es oportuno hacerlo rápidamente para responder al simbolismo del atentado? Son preguntas que planteo. Responder al simbolismo con el simbolismo, eso no es Charlie. Esta noche, he pensado en un dibujo que no haré seguro: un huella sobre el suelo para mostrar el emplazamiento de las víctimas, con unas gafas en un rincón y un globo que dice “jajaja”, todo sobre fondo negro. No es una superidea, porque es la idea que el simbolismo me impone.

¿La pregunta que planteas es “cómo dibujar después de esto”?

Si. Y después de esto, cómo dibujar en este marco. En este Charlie fantaseado que nos sumerge.

¿Cómo continuar Charlie Hebdo?

La continuación va a ser complicada. Por todas las razones que acabo de darte y porque vamos a estar obligados a trabajar sin las personalidades gráficas, políticas, éticas y militantes de Charb, Tignous, Honoré y de todos los demás. En los momentos difíciles en que estábamos atrapados por el fantasma de la irresponsabilidad, nos repartíamos la carga. Hoy, queda Catherine, Willem, Coco y yo mismo (y Riss herido en el hombro). ¿Cómo nos vamos a apañar para superar esta intimidación simbólica con cuatro estilos? (Jul, que había dejado Charlie, se ha unido a ellos para participar en el próximo número). Hay gente que nos propone dibujos amables. ¿Pero estarán dentro del espíritu de Charlie? El espíritu actual existe desde hace 22 años. Este periódico existe gracias a la suma de sus personalidades.

¿Has pensado siempre que había que caricaturizar al profeta o, en un momento dado, has tenido el sentimiento de que una trampa se estaba cerrando sobre vosotros?

Lo que es para partirse de risa es que se ha continuado caricaturizando a Mahoma después de 2007. Después de la triple polémica de 2007, 2011, 2012, Charb y Zineb El-Rhazoui han publicado incluso La vie de Mahomet en dos tomos. Y no ha habido ningún ruido. Habíamos ganado. Charb quería ir hasta el final de este proyecto, erguido con sus botas de tracking (risas) y sus horrorosos pantalones militares que tanto le gustaban. Charb estimaba que se podía continuar haciendo caer tabús y símbolos. Salvo que hoy somos nosotros el símbolo. ¿Cómo destruir un símbolo que es uno mismo?

No se

Yo tampoco. No encontraría la respuesta esta semana y no estoy seguro de encontrarla algún día. Vamos a sacar Charlie. Voy a forzarme. Voy a pensar en los compañeros muertos, pero que ¡no han caído por Francia! Hoy se tiene la impresión de que Charlie ha caído por la libertad de expresión. Nuestros compañeros están sencillamente muertos. Nuestros colegas que tanto queríamos y cuyo talento tanto admirábamos.

Jeannette Bougrab, la compañera de Charb, muy emocionada, ha estimado en la cadena BFMTV que merecían entrar en el Panteón

Charlie es lo contrario. Y, además, entrar en el Panteón no ha cambiado mucho a Marie Curie.

Se hace una bella ceremonia…

No estaba en la manifestación espontánea del 7 de enero. Algunos cantaron la Marsellesa. Se habla de la memoria de Charb, Tignous, Cabus, Honoré, Wolinski: ellos se habrían cagado encima de ese tipo de actitud. Que la gente se exprese como quiera, pero no es necesario que la República se parezca a una plañidera de Corea del Norte. Sería una pena.

¿Imagino que quieres escaquearte de la concentración de mañana a causa de este tipo de consideraciones?

No se lo que va a resultar de eso. No hay que ir con sus a priori, se siente y se hace con lo que hay. Habrá ciertamente cosas hermosas, lloros, alegrías y quizás absurdos. Al mismo tiempo, esto mostrará el cambio de naturaleza de Charlie: esa gente que nos apoya ahora que hemos muerto, que no nos ha leído siempre, no nos ha seguido siempre. No les odio. No estábamos ahí para convencer al conjunto de la población.

El pasado noviembre, Charb había lanzado un llamamiento a suscribirse para salvar Charlie. Estabais bastante solos…

Estábamos completamente solos desde hacía tiempo. Desde el tercer asunto ligado a Mahoma. Todas esas historias han creado tantos fantasmas sobre la peligrosidad del ateísmo de Charlie, su islamofobia. Éramos sencillamente alegres descreídos. Todos lo que han muerto eran alegres descreídos. Y ahora no están en ninguna parte. Como le ocurre todo el mundo.

Qué piensas de que Manuel Valls no haya invitado a Marine Le Pen a la “concentración republicana” de mañana?

Me importa un pimiento

¿Tienes la impresión de que se intenta recuperar a Charlie?

Honradamente, ¿qué quieres recuperar? Luego, está ese gran impulso. Pero en un año, ¿qué quedará de este gran aliento más bien progresista sobre la libertad de expresión? ¿Va a haber ayudas particulares a la prensa? ¿Va a oponerse la gente al cierre de los periódicos? ¿De los kioskos? ¿Va la gente a comprar periódicos? ¿Qué quedará de este impulso? Quizás algo. Pero quizás nada.

¿Cómo vais a trabajar?

Vamos a continuar haciendo nuestros dibujos. Nuestro trabajo de dibujantes es poner al hombrecillo en el corazón del dibujo, traducir la idea de que somos todos hombrecillos y que intentamos apañarnos con eso. El dibujo es eso. A los que han matado eran sencillamente gente que dibujaba hombrecillos. Y también mujercillas.

¿Es pedir mucho a unos hombrecillos que salven a la República?

Exactamente.

10/01/2015

http://www.lesinrocks.com/2015/01/10/actualite/luz-tout-le-monde-nous-regarde-est-devenu-des-symboles-11545315/

ttp://www.europe-solidaire.org/spip.php?article34054

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR







Agenda
Actos
Bilbao. 17 de octubre de 2018, 18:00h
Centro Cívico la Bolsa C/Pelota 20
foro viento sur
Madrid. 17 de octubre de 2018, 19:00h
Traficantes de sueños C/Duque de Alba 13
Actos
Madrid. 17 de octubre de 2018, 00:00h
Día 17-Facultad de Derecbo de la UNED Día 18- Facultad de Económicas de la UNED
Actos
Madrid. 18 de octubre de 2018, 00:00h
Día 17-Facultad de Derecbo de la UNED Día 18- Facultad de Económicas de la UNED









Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons