aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Izquierda anticapitalista
“Tengo ganas de ocupar un lugar nuevo”
28/06/2010 | Entrevista a Olivier Besancenot

El NPA se hace preguntas. Con la competencia del Frente de Izquierdas por la izquierda, el NPA ha visto caer su resultado al 2,07% en las elecciones regionales. Su portavoz, Olivier Besancenot, contempla sin angustias apartarse un poco del primer plano.

La jornada de acción sobre las jubilaciones ha sido un éxito. ¿Podrá hacer retroceder la izquierda al gobierno?

La retirada de la reforma Woerth es posible. La crisis del capitalismo suscita remolinos políticos y disensiones en el seno de las clases dominantes y en la derecha. La campaña unitaria llevada a cabo por Attac y la fundación Copernic comienza a dar sus frutos. Los equipos militantes salen de los mítines muy animados. Toda la izquierda está de acuerdo en decir “no se toca la jubilación a los 60 años”. Entonces golpeamos sobre el mismo clavo para mostrar que algo está ocurriendo, como cuando la lucha contra el CPE. Este 24 de junio no es más que un aperitivo. El plato principal será servido en septiembre, desde comienzos, con nuevas manifestaciones; luego con la huelga general europea prevista para el 29 de septiembre. El reparto de las riquezas y del tiempo de trabajo permitiría salvar nuestras jubilaciones, volver a las 37,5 anualidades, e incluso jubilar antes de los 60 años a los trabajadores de los oficios más penosos. Si los asalariados trabajaran menos tiempo en las empresas, todo el mundo podría tener un trabajo. Y si no hubiera 5 millones de parados, las cajas de la seguridad social estarían llenas.

Esta batalla sobre las jubilaciones marca vuestra vuelta al primer plano desde las regionales. ¿Por qué esta ausencia mientras tanto?

En el terreno cotidiano, no ha habido ausencia. He continuado militando contra los despidos, la destrucción de los servicios públicos, en Correos, a favor de los sin papeles, Palestina…. No he pensado ni por un momento en dejar de hacer política. En cambio, he asumido conscientemente una discreción mediática. En primer lugar porque hemos tenido un buen bajón electoral. Luego para que la base del partido pudiera apropiarse de los debates complicados.

¿Qué lección sacas de las elecciones regionales de marzo?

El reflujo de las luchas sociales no nos ayudó. Además, hemos pasado de lado. Nuestra estrategia ha sido ilegible. A la vez en nuestras alianzas de geometría variable y con nuestras propuestas, difícilmente identificadas. Hasta ahora, lográbamos hacer la síntesis entre una orientación a la vez unitaria y radical. Esta vez hemos perdido en los dos tableros.

¿Vais a tener que elegir ?

No. Debemos lograr la síntesis de una orientación a la vez unitaria y radical. Sigo persuadido de que el proyecto del NPA –dar una nueva representación política a los militantes del movimiento social que no se sienten representados por ningún partido- sigue siendo de actualidad.


El NPA está dividido entre esas dos orientaciones. ¿Cómo evitar la ruptura en el congreso de noviembre?


Definiendo una orientación política que no sea exclusivamente dirigida hacia las elecciones. Si queremos evitar un nuevo mandato de Sarkozy, debemos debilitarle desde hoy. Luego, fuera de la competición electoral, deberemos mostrar que sobre el terreno, entre anticapitalistas, marxistas y ecosocialistas, son posibles convergencias.

¿No es vuestro hándicap que vuestro espacio político está hoy ocupado por un Frente de Izquierdas que parece más creíble?

Cuando fundamos el NPA, el Frente de Izquierdas se estaba creando y no ocupaba su lugar actual, a la izquierda de la izquierda. Entonces ¿cómo se influye sobre el curso de los acontecimientos? Desde el interior, ¿por un juego de alianzas contra natura con el PS? ¿O desde el exterior?. Se tropieza con este tema en cada ocasión electoral.

Otro problema para el NPA es la personalización alrededor de ti…

Lo hemos utilizado demasiado. Las soluciones intermedias, homeopáticas para mostrar las otras caras del partido, no funcionan. Hay que cortar por lo sano y aceptar tener un cierto tiempo menos de representación mediática para hacer emerger un nuevo o una nueva portavoz, incluso varios. Está en el orden del día del congreso de noviembre.

¿Significa esto que dejarás de ser portavoz del NPA?

Vamos a discutir todo esto de forma colectiva. Tengo ganas de ocupar un nuevo lugar en la dirección del NPA. Continuar estando presente en las campañas políticas y sociales. Estar sobre el terreno de la reflexión política y de las ideas. Trabajar con la perspectiva del reagrupamiento europeo de las fuerzas anticapitalistas. Hace ya diez años que soy portavoz de la LCR y luego del NPA. Ya he hecho mi ciclo y estoy feliz por ello. Pero la ruptura tiene que llegar. El NPA va a volver a recuperarse y esa recuperación hay que encarnarla. El cambio cualitativo y cuantitativo entre la LCR y el NPA no se ha traducido en la representación ante el gran público.

Es decir, para 2012, ¿no habrá nueva candidatura Besancenot?

Vayamos etapa por etapa en los anuncios. En un primer momento, el problema para el NPA es tener uno o varios nuevos portavoces y discutir en su congreso sobre su orientación. Luego decidiremos, en junio de 2011, la elección del candidato.

27/6/2010

Entrevista de Lilain Alemagna para Libération

Traducción: Alberto Nadal para VIENTO SUR





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons