aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Francia [tomemos nota]
Tras el éxito del 23 de septiembre, ¡ampliar y endurecer el movimiento!
29/09/2010 | Sandra Demarcq

Tras el 24 de junio y el 7 de septiembre, la jornada de huelga y manifestaciones del 23 de septiembre ha sido un nuevo éxito. Tres millones de manifestantes han salido de nuevo a la calle para exigir la retirada de este proyecto de ley injusto para el conjunto de los asalariados y en particular para las mujeres. Proyecto que corresponde punto por punto a las exigencias de la patronal. La movilización, aunque no le guste a Sarkozy y su gobierno, se amplifica y se radicaliza. Los porcentajes de huelga sigue siendo fuertes en numerosos sectores y ya se unen masivamente a la movilización la juventud y los trabajadores del sector privado. Así, en el sector privado, el número de huelguistas ha sido importante, incluso muy importante, en el sector químico donde más del 80% de los asalariados de Total estaban en huelga. El éxito de esta jornada es un signo suplementario del rechazo profundo del proyecto de ley sobre las jubilaciones pero más en general de la política antisocial, racista y securitaria de Sarkozy y su gobierno.

Frente a este éxito, el gobierno, la derecha, a pesar de sus divisiones, permanecen unidos para defender este proyecto de ley injusto. Y han proclamado incluso, de nuevo, todo su desprecio y su cinismo hacia la cólera social afirmando el 23 por la noche, que “incluso si hubiera 5 millones de personas en la calle”, aprobarían esta ley. Pero el cinismo no llega a ocultar la fragilidad de un gobierno en las últimas que utiliza cualquier recurso para permanecer: la política del miedo con las amenazas terroristas o la de la división con la caza a los extranjeros, en particular los gitanos. Olvidan también que ya se nos despreció en diciembre de 1995 y cuando el contrato de primer empleo, en 2006, cuando frente a la determinación de los asalariados y de la juventud, frente a las movilizaciones, Juppé como Villepin tuvieron que dar marcha atrás.

Sabemos todos que, para ganar, hay que emprender una verdadera confrontación social y política con el gobierno. Y eso pasa por la huelga general indefinida para hacer ceder a Sarkozy. Y no por promesas electorales para 2012 en las que nadie cree, o deportando la movilización al terreno institucional proponiendo por ejemplo un referéndum. Ahora todo está en juego en la calle.

La intersindical propone, como perspectiva tras el 23 de septiembre, una jornada de manifestaciones el sábado 2 de octubre y otra jornada de huelga el martes 12. Para nosotros, este calendario es tardío, ¡habría debido ser más presionante, más ofensivo! Sin embargo, hay que aprovechar estos momentos fuertes para arrastrar a la movilización a toda la gente que duda.

El éxito del 2 de octubre es una etapa indispensable para franquear un umbral en la movilización y podemos arrastrar a toda la gente que apoya la protesta pero no puede ponerse en huelga. Y, sin esperar al 12 de octubre, allí donde sea posible, la continuidad de la huelga debe ser puesta en discusión y decidida si las condiciones están presentes. Las acciones de bloqueo, como hace algunos días en el Havre, en la refinería de Savoie y en numerosos lugares, deben desarrollarse para mostrar nuestra determinación. ¿Por qué, por ejemplo, no ponerse en huelga desde el martes 5 de octubre, primer día de debate del proyecto de ley en el senado, o también organizar manifestaciones de mujeres sobre la cuestión específica de la discriminación que será agravada si esta ley fuera votada?

Contrariamente a lo que dice el gobierno, el tema de las jubilaciones no está cerrado. Podemos ganar. El movimiento tiene reservas y se radicaliza día a día. En todas partes la continuidad de las huelgas está siendo discutida, siguen produciéndose llamamientos a la huelga indefinida como en Marsella a partir del 4 de octubre, o la SNCF [la Renfe francesa] y en el sector químico a partir del 12 de octubre. La determinación está ahí presente para hacer retroceder al gobierno. Obtener la retirada es posible, en consecuencia, se sigue adelante, se amplifica y se endurece el movimiento en las semanas que vienen, ¡para mostrar a Sarkozy que la calle tiene poder en este país!

28/09/2010

Traducido de http://www.npa2009.org/content/apres-le-succes-du-23-septembre-amplifier-et-durcir-le-mouvement

Traducción: Alberto Nadal para VIENTO SUR





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons