aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Gaza
El balance de personas muertas y heridas crece, a pesar de una afluencia menor de gente
09/06/2018 | Piotr Smolar

Entre los observadores israelíes predomina una extraña forma de alivio. Cuatro muertes, cerca de 120 personas heridas de bala: tal es el balance de la nueva jornada de la Marcha del gran retorno, en Gaza, el viernes 8 de junio. Un balance -no me atrevo a escribir la palabra- mesurado, si se compara con los temores expresados por los altos responsables militares los días precedentes. Entre las personas heridas figura el fotógrafo de la Agence France-Presse, que estaba trabajando, en el este de Jabaliya, llevando los signos distintivos de su profesión.

Según el ejército, más de 10.000 personas -siempre calificadas sin matices como amotinados- se reunieron a lo largo de la barrera de separación. Preguntado por Le Monde, Bassem Naim, alto responsable de Hamás, estima que habría habido “al menos 70.000 manifestantes”. “Pero hay que tener en cuenta que estamos en período de ramadán y de exámenes en los centros de estudio”, según subraya.

Una forma de justificar una afluencia menos elevada de la que pensaba el comité nacional de organización. El recuerdo de la terrible jornada del 14 de mayo, en la que una sesentena de personas resultaron muertas mientras los dirigentes israelíes festejaban el traslado de la embajada de los Estados Unidos a Jerusalén, estaba quizás presente. El balance total se eleva a más de 120 personas muertas y 3.700 heridas por bala. La ausencia de verdadera perspectiva para este movimiento, más allá de las citas regulares, también ha podido desanimar a alguna gente gazaui.

Arsenal rudimentario

El comité nacional había previsto una gran concentración el 5 de junio, pero decidió finalmente movilizar a la población un viernes, tras el rezo de mediodía. Tanto más cuanto que el 8 de junio correspondía al día de Jerusalén, que sirve cada año de pretexto a Irán para denunciar el dominio israelí sobre la ciudad santa. En el seno del comité, aparecen divergencias en cuanto a como continuar el movimiento. “Las marchas van a continuar hasta el levantamiento del bloqueo”, asegura Bassem Naim. “Los desacuerdos conciernen a su intensidad: ¿cada viernes o en ocasiones especiales? En particular, se contempla organizar, tras la fiesta del Aid el-Fitr [hacia el 15 de junio], una gran marcha de mujeres”.

El dirigente de Hamás asegura que todas las facciones desean evitar una escalada militar contra Israel: por tanto, se oponen a los disparos de cohetes. Pero el Estado hebreo se irrita cada vez más por el arsenal rudimentario de los amotinados. Según el ejército, el viernes se enviaron decenas de cometas y de globos con fuego colgado o bien cargados de explosivos[1] en dirección a las comunidades israelíes del otro lado de la frontera. Humaredas negras se dibujaban en los campos muy secos a finales de la tarde.

El 4 de junio el ministro de defensa Avigdor Lieberman explicó que el ejército había logrado interceptar 400 cometas de los 600 lanzados desde la banda de Gaza desde el comienzo de la marcha. Pero tras estas cifras en apariencia tranquilizadoras, las autoridades hacen frente a la exasperación de la población. En total, se han quemado 18 Km cuadrados de tierras agrícolas y de bosque, con unas pérdidas estimadas en 1,4 millones de dólares. El ejército ha organizado grupos de pilotos de pequeños drones para neutralizar y destruir estos objetos voladores.

Ninguna persona israelí herida

El jueves, el ejército lanzó panfletos sobre Gaza llamando a la gente a “no dejarse transformar por Hamás en un utensilio para sus estrechos intereses. Tras sus intereses está el Irán chiíta, cuyo objetivo es que arda la región en nombre de sus intereses religiosos y étnicos”. La víspera, el 6 de junio, al lado de su homóloga Theresa May, Benjamin Netanyahu declaraba: “No estamos en presencia de manifestaciones pacíficas. Además de nuestros campos incendiados, esa gente está pagada y animada por Hamás para atacar a las defensas de Israel, matar cuantas más personas israelíes puedan, justo al lado de nuestra frontera, y secuestrar a nuestros soldados”.

Desde el 30 de marzo, ningún soldado israelí resultó herido durante las manifestaciones de la marcha y tampoco ningún civil.

Durante un encuentro con corresponsales extranjeros, el 4 de junio, Yoav Galant, ministro de vivienda y de la construcción, denunció todo análisis “en función del número de víctimas”. “Durante la segunda guerra mundial, murieron 7,5 millones de personas alemanas y solo 500.000 británicas”, ha subrayado este miembro del gabinete de seguridad y antiguo jefe del mando sur, que incluye Gaza. “Entonces, ¿quién era el agresor, Alemania o Gran Bretaña?

9/06/2018

Le Monde

«Piotr Smolar» es corresponsal de Le Monde en Jerusalén

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur


[1] https://www.youtube.com/watch?v=ieH7AY_hK0c







Agenda
Actos
Segovia. 21 de agosto de 2018, 09:00h
Segovia / 21-26 agosto 2018. Continuar la lucha, transformar el mundo, cambiar la vida (1968-2018) -Organiza: Anticapitalistas
La Granja
Actos
Madrid. 4 de octubre de 2018, 09:00h
Madrid. 4-6 octubre 2018. Pensar con Marx hoy -Organiza: Fundación de Investigaciones Marxistas
Universidad Complutense Madrid











Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons