aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Entrevista a Antoine Dangerfield
“Nos alzamos juntos, compa”
10/08/2018 | Micah Uetricht

Antoine Dangerfield es autor de un vídeo sobre una huelga salvaje en Indianápolis que se hizo viral la semana pasada y dio pie a su despido. Pero él no se arrepiente.

La historia del movimiento obrero estadounidense está repleta de momentos de enorme dramatismo y rebeldía. Esta historia es materia de gran interés, pero no es frecuente obtener una visión cruda, no mediatizada, del drama humano de trabajadores enfrentados a sus patronos a pie de máquina, allí donde tiene lugar (y ocasionalmente se desborda) la confrontación cotidiana entre obreros y empresarios. Y esto es lo que hace que ver el reciente vídeo viral de Antoine Dangerfield sea cosa obligada. Soldador treintañero de Indianápolis, Dangerfield trabajaba para una empresa constructora encargada de construir una plataforma logística para UPS. El martes, dice que un puñado de trabajadores latinos (mecánicos, soldadores e instaladores de cintas transportadoras, según él) que trabajaban para otro contratista, pero en la misma obra, fueron despedidos después de desobedecer las órdenes de un jefe blanco que él califica de racista.

En respuesta, todo el grupo de trabajadores –más de un centenar, según cálculos de Dangerfield– abandonaron el lugar. Dangerfield grabó con su cámara el comienzo de la huelga salvaje, cuando los trabajadores salieron caminando. En el vídeo dedica mucho tiempo a observar cómo abandonan sus respectivos puestos de trabajo.

“¡No es una tontería!”, dice cuando los trabajadores latinos salen de la fábrica. Refiriéndose al jefe, dice que “pensaban que iban a jugar con estos amigos, y estos dijeron, ‘sí, sí, nos alzamos juntos, compa’ ¡Y se van! ¡Y no va de broma!”

Una vez salieron todos, Dangerfield muestra una panorámica de la nave vacía. No se lo puede creer: “Nadie pule, ni corta, ni suelda… ese jodido silencio. Los mexicanos han cerrado la boca a este cabrón.”

Desde que colgó el vídeo en su muro el miércoles [1-8-18. NdT], la grabación la han visto millones de veces en Facebook (dos millones [2,9 millones el 10-8-18. NdT]) y YouTube (cerca de 800.000 [1.400.000 el 10-8-18. NdT] ) y en webs como WorldStarHipHop (300.000). Como explica en la entrevista, esto dio pie a su despido. Pero Dangerfield cree que valió la pena.

El editor gerente de Jacobin, Micah Uetricht, habló con Dangerfield el jueves por la tarde. Ninguno de los dos pudo localizar a los trabajadores en huelga que aparecen en el vídeo, pero Dangerfield habló de lo que para él fue una experiencia “que cambia la vida”. La entrevista has sido editada para mayor claridad y brevedad.

¿Dónde trabajas?

Para un contratista que construye una gran plataforma logística para UPS. Aunque me han despedido [a causa del vídeo].

¿De veras?

Les ha molestado mucho. Me ofrecieron 250 dólares para que lo quitara. Pero yo ya no podía hacer nada. No me esperaba que fuera para tanto.

¿Qué es lo que ocurrió?

Había un responsable de seguridad. Un racista, más que nada, siempre a la greña con cualquiera que no fuera blanco. Los latinos procuraban no cruzarse en su camino. Se avisaban cuando él se acercaba porque sabían que siempre se metía con ellos, tomando fotografías y vídeos para ver si los despedían. Tenemos reuniones para hablar de seguridad, y normalmente hay un traductor [para los hispanoparlantes], porque son muchos. El martes tuvimos una de esas reuniones, y como ya he dicho, a los mexicanos no les cae nada bien [el coordinador de seguridad].

Mandó a uno de los mexicanos que se acercara y tradujera. Este se negó. [El coordinador] tuvo un ataque, se puso todo rojo de ira. Suspendió la reunión y yendo de puesto en puesto, fue enviando a algunos a casa. Quería despedirlos. Envió a casa a cinco o seis. Los latinos se juntaron y se dijeron: “No. Tenemos familia e hijos. No estamos dispuestos a dejar que esos tipos hagan lo que les parezca.” Así que se plantaron.

¿Tienen un sindicato?

Qué va. Simplemente decidieron que ese era el día. Aunque despidieron [al coordinador de seguridad]. Y a mí también, por el vídeo. Pero en el edificio ya no quedaba ni un [trabajador].

¿Durante cuánto tiempo había habido problemas con el jefe de seguridad?

Desde que empezó. Hace unos tres o cuatro meses. Yo entré en enero.

¿Qué ocurrió cuando salió el vídeo a la luz?

Bajaron los propietarios [de la empresa contratista], responsables de UPS.

¡¿De UPS?!

Eso es lo que me dijeron. Porque fui a recibir el finiquito y recoger mis trastos. Ahí fue cuando me ofrecieron 250 dólares para retirar el vídeo. En ese momento ya llevaba 1,1 millones de visionados en Facebook. Así que yo ya no podía hacer nada. Yo estaba pasmado. Entro todos los días. El último vídeo que he colgado solo tiene dos “me gusta”. Yo no quería perjudicar a nadie.

¿Cómo te sentiste al verlos abandonar el trabajo?

Me percaté de esa fuerza. Me sentí bien. Se iban con la cabeza alta, con firmeza. Me emocionó. Por eso me dije: ¡esto es hermoso! Fue hermoso ver cómo se unían de esta manera, se plantaron por sí mismos y no dejaron que aquel tipo los atropellara.

¿Habías tenido tú alguna experiencia como esta en tu trabajo, sintiendo que te atropellaban?

Yo procuro no cruzarme en su camino. Me limito a trabajar. Normalmente no me relaciono con la dirección. Simplemente vengo y me llevo la paga. Acababan de ofrecerme un puesto de jefe de grupo y todo eso. Yo iba todos los días y pensaba que estaba todo muy bien. Si no hubiera colgado el vídeo, todavía estaría trabajando. Acababa de volver de California en diciembre. En enero volví a casa porque mi hijo vive aquí. A él no le gustaba que me ausentara, lo pasaba mal. Así que decidí buscar trabajo por aquí, cerca de mi hijo. Porque él me quiere, ¿te das cuenta?

Dices que los trabajadores se marcharon con la cabeza alta.

Sí. Cuánta fuerza, hermano. Estaban orgullosos de sí mismos, como se supone que están. Pero [la dirección] pagó a todos la jornada completa. Esto demuestra que se habían equivocado. Mandaron a todo el mundo a casa, pero yo me quedé hasta al final, porque me sentía intimidado.

¿Has presenciado alguna vez una acción de este tipo?

Nunca. Fue como la Marcha del Millón o algo así. Se me oye en el vídeo, yo estaba que me salía.

Eres negro. Las personas que filmaste en el vídeo son latinas. En la descripción del vídeo dices que los negros han de aprender algo de esto. ¿A qué te refieres?

Todo ese odio que hay por ahí… hemos de unirnos. Creo que la gente negra avanza en la buena dirección. Nos apocamos por momentos durante la crisis. Y ahora puedes ver las noticias, montones de muertos en la comunidad negra. A veces no nos unimos, pero si ellos pueden, nosotros también. Y podemos unirnos todos, ellos y nosotros. Hay poder en los números. No me gusta el racismo para nada. No me gusta que gente ataque a gente, el acoso. Es ridículo. Así que cuando nos unimos, me encanta.

Se las tenían especialmente con un jefe, que intervenía en el taller.

Sí, y esto se puede aprovechar. Con nuestros votos podríamos hacer algo. O contra todas las empresas que se han comportado injustamente contigo. Somos los trabajadores los que hemos hecho ricos a los de arriba. Tratarnos así no está bien. Si no fuera por nosotros, la plataforma [de UPS] no se construiría. Por ahí no había propietarios con sus sombreros de copa. Somos nosotros quienes nos dejamos la vida trabajando. Así que exigimos respeto. La empresa está bien, en realidad no tengo nada contra ellos. Pero cuando ves que se comete una injusticia, tienes que plantarse y hacer algo.

Actuar como una sola persona.

Eso fue lo que ocurrió en tu lugar de trabajo, pero luego está el estado de la economía en su conjunto.

Sí, se puede ver de esta manera. [El vídeo] tiene gracia o lo que sea, pero a la gente le gusta que las personas se unan de esta manera. Por eso se ha vuelto tan viral. Porque todo el mundo quiere ir al fondo. Todo el mundo quiere actuar como una sola persona. Por eso, si miras los comentarios [sobre el vídeo], verás que personas negras dicen: “Sí, eso es lo que deberíamos hacer.”

¿Crees que esta experiencia te cambiará de cara al futuro en tu trabajo?

Y que lo digas. Ver esto me ha cambiado la vida. Porque fue ¡plaf! y fueron todos a una. Y por eso no estoy preocupado con el vídeo, con eso del despido. Porque lo han visto cinco millones de personas. Y puede que cambie su punto de vista sobre las cosas. Empoderar a la gente. Así que mi pérdida del empleo no es nada comparado con todo lo demás. Si conseguimos meternos en la cabeza que somos el pueblo, y si hacemos valer que somos mucha gente, podemos cambiar lo que sea.

03/08/2018

https://www.jacobinmag.com/2018/08/wildcat-strike-indianapolis-shut-down

Traducción: viento sur







Agenda
Actos
Segovia. 21 de agosto de 2018, 09:00h
Segovia / 21-26 agosto 2018. Continuar la lucha, transformar el mundo, cambiar la vida (1968-2018) -Organiza: Anticapitalistas
La Granja
Actos
Madrid. 4 de octubre de 2018, 09:00h
Madrid. 4-6 octubre 2018. Pensar con Marx hoy -Organiza: Fundación de Investigaciones Marxistas
Universidad Complutense Madrid











Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons