aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Argelia
El segundo aliento del hirak
02/09/2019 | Abdelghani Aichoun

Ayer [23 de agosto, ndt], la población argelina se manifestó de nuevo, en el 27º viernes consecutivo, para volver a reclamar el abandono del sistema [el día 30, 28º viernes, la movilización no decayó, exigiendo soberanía popular y transición democrática].. Seis meses después del comienzo del hirak, el pasado 22 de febrero, cuando había quienes apostaban por su agotamiento durante el verano, parece que la tendencia apunta a una mayor movilización en las próximas semanas.

El movimiento popular rechaza el Foro

Abdelghani Aichoun

Este 23 de agosto, a pesar de un despliegue policial igual de numeroso, hubo más gente que en las semanas precedentes. Hacia las 15 horas, el bulevar Amirouche, la plaza adyacente a la Grande-Poste, Audin, y una parte de las calles Didouche Mourad y Hassiba Ben Bouali estaban repletas de gente. Una hora después seguían afluyendo manifestantes hacia el centro de Argel. Lo que augura que tras el fin del periodo vacacional acudirá sin duda mucha más gente. Al igual que en los viernes anteriores, las y los manifestantes no dejaban de gritar: “¡Manash habsin, kul dyemá jarchin!” (No pararemos, todos los viernes acudiremos). “Es casi el fin de la guardia”, ironizan ciertos ciudadanos que dicen que durante los meses de julio y agosto estuvieron de guardia para asegurar la continuidad del movimiento en espera de que volviera el grueso del personal en el mes de septiembre. Por tanto, según ellos, han ganado la apuesta,. El hirak no se ha interrumpido durante el ramadán y el verano y promete ser más fuerte en las próximas semanas.

El Foro, rechazado por unanimidad

Como en otras ocasiones, el hirak ha reaccionado ante los acontecimientos que se han producido en el escenario político nacional. Ayer, los y las manifestantes que se congregaron en la capital, además de pronunciar las consignas habituales, como “¡Dawla madania machi askaria!” (Estado civil no militar), rechazaron unánimemente el diálogo del Foro. Tanto las consignas como las pancartas, una vez más, aunque de forma más enérgica, criticaban el foro de diálogo dirigida por Karim Younès. “¡Karim Younès ma imathelnash u Gaid Salah mayehkamnash!” (Karim Younès no nos representa y Gaid Salah no nos gobierna), gritaron más de una vez. Asimismo retomaron el lema “¡Makansh intijabat ya isabat!” (Nada de elecciones, banda) o “¡Makansh hiwar maa isabat!” (Nada de dialogar con las bandas).

Muchas personass también expresaron su rechazo de este Foro a través de letreros y pancartas que levantaban bien altos. “Quienes participan en la comisión de la vergüenza quieren ingresar en el sistema podrido”, “Foro de la banda: el pueblo os rechaza”, se lee en dos pancartas. En el mismo sentido, las manifestantes evocaron más de una vez el artículo 7 de la Constitución, que estipula que “el pueblo es la fuente de todo poder”. “¿Dónde está el artículo 7?” exclamaban. Además, algunos jóvenes llevaban camisetas con la inscripción 7 poder al pueblo.

De esta forma, el pueblo argelino ha dado respuesta a ciertos miembros del Foro que estos últimos días habían afirmado que en el hirak hay gente que apoya este diálogo. Los políticos que han participado en este 27º viernes se han pronunciado en el mismo sentido que la mayoría de manifestantes. Karim Tabbou, primer responsable de la UDS (Unión Democrática y Social), que se manifestó en Argel junto al abogado y defensor de los derechos humanos Mustafá Bouchachi y al sociólogo Nacer Djabi, entiende que lo que pretende el Foro es un monólogo. A su modo de ver, “el pueblo ha comprendido que el poder está dialogando consigo mismo con el único objetivo de reestructurarse con otros collares”. Por lo demás, y como para anticiparse a las supuestas intenciones del poder establecido, la manifestación también fustigó a Ali Benflis, exjefe del gobierno y presidente del partido Talaie El Hourriyet, quien recibió anteayer a los miembros del Foro, y a Abdelmadjid Tebboune, otro exprimer ministro.

Liberación de los presos de conciencia

La manifestación tampoco olvidó a las decenas de presos de conciencia que malviven en las cárceles en espera de su juicio. “¡Libertad para nuestros hijos!”, gritó la gente en repetidas ocasiones. Hubo manifestantes que llevaban pancartas en que figuraba inscrito el nombre del muyahidín Lajdar Bouregaâ, encerrado en la prisión de El Harrach. Otros hicieron imprimir la foto de este último en sus camisetas. La puesta en libertad de los presos sigue siendo una cuestión muy presente en el hirak.

Este es, por cierto, uno de los factores del bloqueo de todo proceso de diálogo. Muchos políticos han reclamado una serie de medidas previas, que incluyen justamente la liberación de los presos, que en su mayoría fueron detenidos por llevar la bandera bereber. Según ellos, esta sería una señal de buena voluntad por parte del poder establecido. Algunas manifestantes portaban fotos de sus familiares encarcelados, como unos jóvenes de Aín Benian, localidad del oeste de Argel, que vestían camisetas con las fotos de dos jóvenes de su barrio que fueron detenidos el pasado mes de junio.

En todo caso, estas dos últimas semanas hay cada vez más gente en comparación con el mes de julio (con la excepción del 5 de julio) y el comienzo del mes de agosto. El hirak emprende por tanto una curva ascendente en términos de participación, lo que augura un retorno masivo en septiembre. Y expresa hasta ahora unánimemente su rechazo del diálogo realizado por el Foro y, por extensión, de quienes simbolizan el régimen de Bouteflika, el jefe del Estado en funciones Abdelkader Bensalah y el primer Nourredine Bedoui.

24/08/2019

https://www.elwatan.com/a-la-une/27e-vendredi-de-protestation-rejet-unanime-du-panel-par-le-hirak-qui-se-remobilise-24-08-2019

Movimiento popular: el segundo aliento del hirak

Abdelghani Aichoun

De una reacción de rabia expresada en un primer momento contra la afrenta de la candidatura para un quinto mandato de un presidente debilitado por un accidente vascular cerebral y que no pronunciaba discurso alguno desde 2013, el hirak se ha convertido, al filo de las semanas, en un movimiento de protesta contra el sistema y por una nueva Argelia. El pasado viernes, el número 27 desde el 22 de febrero, cumplió, día por día, seis meses de movilización.

El hirak ha resistido por tanto el paso del tiempo y el calor de un verano canicular, sobre todo en determinadas regiones, un ramadán y múltiples intentos de división. Si durante los meses de julio y agosto (salvo en el caso del 5 de julio, un viernes que coincidió con la fiesta de la independencia), hubo menos gente, el ascenso gradual del número de manifestantes en las dos últimas semanas augura un retorno masivo de este movimiento popular en septiembre. Se ha constatado un refuerzo de la movilización en varias ciudades del país, no solo en Argel.

“Me siento muy optimista. El hirak ha culminado este viernes sus seis meses de movilización. No es un movimiento cualquiera el que es capaz de resistir a este poder. Estoy seguro de que con el retorno de las vacaciones la reivindicación se reanudará como en el comienzo. El retorno será determinante y obligará al poder a responder de manera clara a las reivindicaciones populares, a aceptar una transición y a ir hacia una segunda república”, ha declarado en sustancia Abdelouahab Fersaoui, presidente de la ONG de defensa de los derechos humanos RAJ [Rassemblement actions jeunesse], al periódico digital TSA [Tout sur l’Algérie]. Un optimismo compartido por otros políticos y académicos, como el sociólogo Nacer Dyabi, que ha observado un relanzamiento de la movilización en las dos últimas semanas y prevé un retorno masivo del movimiento en el mes de setiembre. Hay que decir que nadie esperaba esta longevidad de un movimiento que nació espontáneamente.

Incluso el poder establecido parece haber apostado por su agotamiento, máxime cuando estaba en ciernes el mes del ramadán, seguido del verano y del periodo de vacaciones. También estaba lo que se consideraban maniobras encaminadas a dividir al hirak, como la cuestión del estandarte bereber. Después de manifestase libremente durante algo más de dos meses con esta bandera, los manifestantes se enfrentan desde junio a la prohibición de enarbolarla. Decenas de ciudadanos están en la cárcel a causa de este estandarte.

La oposición también considera que el lanzamiento del Foro de diálogo y mediación de Karim Younès es otra maniobra más para dividir al hirak. Es lo que piensa, por ejemplo, Karim Tabbou, que ha estimado que al convocar a personas presentadas como pertenecientes al hirak y que finalmente resulta que no lo son, dicho Foeo no tiene otro propósito que romper el movimiento de protesta. Pero numerosos ciudadanos han seguido saliendo a la calle a pesar de todo, cada viernes, para –como dicen ellos– “asegurar la permanencia”, manteniendo así en jaque los avatares naturales y las maniobras encaminadas a acabar con el movimiento.

Ahora que ha superado con éxito todas estas pruebas, el hirak se prepara para el retorno de las vacaciones y un otoño social que se anuncia sumamente animado. Muchos y muchas manifestantes ya reflexionan sobre la necesidad de optar por otros medios de protesta. De ahí la consigna “¡Rahú dyaí el isyan el madani!” (Ya llega, la desobediencia civil). Hay que tener en cuenta que este próximo mes podría coincidir con un retorno de la contestación social obrera. Algunos sindicatos autónomos ya han amenazado con retomar las movilizaciones de protesta en el mes de septiembre. También volverán a abrir las universidades. Si los estudiantes han logrado mantener su movimiento, manifestándose cada martes incluso durante las vacaciones escolares, está claro que su vuelta a los campus dentro de pocas semanas reforzara aún más sus filas.

En suma, si algunos apostaron, al principio, por su agotamiento al cabo de algunos meses, hoy está claro que el hirak ha venido para quedarse. Y todo indica que el próximo mes tendrá un segundo aliento.

25/08/2019

https://www.elwatan.com/edition/actualite/mouvement-populaire-le-second-souffle-du-hirak-25-08-2019

Traducción: viento sur





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons