aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Francia
Sin mayoría, el NPA se prepara para un primer congreso complicado
09/02/2011 | Stéphane Alliès (Mediapart)

Mayoría relativa, pero equilibrio inestable. Tras el voto de 3.550 militantes (de 6.000 reivindicados, pero no todos "al día en cotizaciones"), el NPA aborda su primer congreso, dos años después de su fundación, como una relativa incógnita. Si la dirección saliente alrededor de Oliver Besancenot llega en cabeza de votos militantes (con el 40,8%), va a tener que componer en el congreso de este fin de semana con otras dos orientaciones de peso casi similar: los "identitarios" (28,3%) partidarios de una línea más revolucionaria, y los "unitarios" (27,2%) defensores de un acercamiento al Frente de Izquierdas. Una última posición, que se podría calificar de anarco-sindicalista (la "P 4"), recoge el 3,4% de los votos.

"La principal inquietud para nosotros es la participación, bastante más débil que en la última consulta (en diciembre de 2009, con 4.500 votantes y "más de 8.000 afiliados" reivindicados), reconoce Pierre-François Grond, cercano a Besancenot. Esto muestra que seguimos hoy en un partido de varias velocidades, que tiene dificultades para integrar a todo el mundo en el colectivo, con niveles de compromiso militantes diferentes. Sin embargo, la posición de la mayoría de la dirección progresa en porcentaje y el texto de respuesta a la crisis es ampliamente mayoritario, lo que nos deja entrever una cierta estabilidad".

En 2009, el NPA tenía ya tres opiniones sobre la estrategia electoral a adoptar en las regionales. Esta vez, tiene algo mejor cogido el control (40,8% contra 36% entonces). Pero va sin embargo a tener que transigir si no quiere continuar nadando entre las aguas "identitarias" y las "unitarias". "Es bastante clásico, matiza Grond, la LCR funcionó mucho tiempo así. Todavía en 2006, la ’mayoría’ de la Liga no tenía más que el 48%…"

Representante en el consejo político nacional por la "P2", Gaël se felicita de la "vitalidad de la discusión y del debate en el seno del NPA, lo que está bien para un partido nuevo". Espera del congreso que "defina lo que vamos a decir y hacer en las luchas a partir del 14 de febrero, y no en 2012. Para ello, tendremos una conferencia en junio. Será demasiado pronto para hablar de un candidato". Estima que "lo que nos une ampliamente, es la voluntad de luchar y de dejar de agobiarnos. Si se añaden los contextos tunecino y egipcio, la cuestión de la revolución no ha estado jamás tan de actualidad, ¡bastante más en cualquier caso que saber si necesitamos a un Melenchon o un candidato del NPA para las presidenciales!"

¿Qué voluntad unitaria?

Representante de la corriente minoritaria Convergencia&alternativa (que ha apoyado la "P3"), Danielle Obono estima que "la dirección saliente es en parte sancionada por su balance global, y no sólo desde el punto de vista electoral. El NPA mantiene una capacidad de movilización no despreciable, pero no es EL partido de las luchas, y no ha logrado ser decisivo en una victoria social".

En su opinión, los resultados traducen "una cierta división que perdura, consecuencia de las ideas vagas y de formulaciones imprecisas. El partido funciona sobre la marcha desde hace un año al menos". Y pregunta a la dirección, antes del congreso: "Hay que elegir un contenido y una orientación claras, que serían aplicadas hasta el final. Detener el zig-zag entre la ’P2’ y la ’P3’. En eso, ¡es necesaria una señal!". Ella y sus camaradas minoritarios esperan llegar a convencer a los delegados, en los debates del congreso, que hay que buscar un acercamiento al Frente de Izquierdas.

Más mesurado, el antiguo candidato a las europeas Omar Salouti (que ha pasado progresivamente de la dirección a la ’P3’) se dice "optimista" para el congreso: "Corríamos el riesgo de un enfrentamiento. Finalmente, vamos sencillamente a tener una dirección que va a tener que optar entre dos líneas de igual legitimidad, sin que ningún debate estratégico quede tampoco zanjado, pues un acontecimiento social puede resurgir en cualquier momento". Y, en su opinión, los signos enviados por Besancenot "no son tan negativos".

En una entrevista dada el lunes a Libération, el portavoz (que no ha decidido aún si dejaba su puesto a la salida del congreso) plantea "proponer federar las fuerzas anticapitalistas que se activan en el seno del movimiento social, y trabajar por una candidatura de reagrupamiento". A la vez que rechaza a Jean-Luc Mélenchon ("Lo que nos propone es una adhesión, no la unidad").

Mélenchon y el Partido de Izquierdas han aprovechado, a pesar de todo, la ocasión de reagrupamiento anticapitalista, enviando una "Carta al NPA" este martes por la tarde. En ella se escribe en particular: "Esperamos que confirmaréis verdaderamente la voluntad para que podamos abrir las discusiones. Pero seamos claros entre nosotros: esta apertura debe ser una verdadera apertura y no un pretexto para preparar un nuevo rechazo después de los de las europeas y las regionales. No puede ir acompañada de la exclusión por principio de una candidatura o de un tipo de candidatura que de facto equivaldría a evitar toda candidatura de reagrupamiento sin decirlo".

Los "unitarios" del NPA esperan por su parte "salir del congreso con una respuesta a esta carta", sin estar seguros de lograr convencer a la mayoría. Podría ocurrir que un llamamiento a "una candidatura de la izquierda social o altermundialista" hiciera la función de punto de equilibrio.

Feminismo y laicismo, luego a puerta cerrada

Otra cuestión que podría agitar el congreso este fin de semana es la resolución sobre "religión, feminismo y laicismo"; hay que tener en cuenta que quienes defienden una de las mociones presentadas, llamados "de Avignon" (entre quienes está la candidata con velo de las últimas regionales Ilham Moussaïd), han abandonado recientemente de forma provisional el NPA. Objeto de vivas discusiones internas, que atraviesan a todas las tendencias y generaciones del partido, el debate debería sobre todo tener lugar sobre "la cuestión de la representación". En claro: ¿puede ser candidata una militante musulmana y con velo que tuviera un discurso claro sobre el laicismo y los derechos de las mujeres?

Según más de la mitad de los votos escrutados, el resultado de las votaciones daría una mayoría a la moción de las "feministas históricas intransigentes", pero una mayor aún a las enmiendas sometidas por "los marselleses", planteando un poco de apertura, y particularmente la aceptación de la representación política para las mujeres con velo, con algunas condiciones.

La cuestión, que todos esperan consensual pero que más aún temen conflictiva, tendrá lugar el segundo día del congreso, el sábado por la mañana. Luego, los votos y la elección de la dirección se harán a puerta cerrada. Contrariamente al congreso de fundación, en el que todas las sesiones plenarias eran abiertas a la prensa. "Es un momento en que es preciso que todo el mundo pueda decir lo que tiene ganas de decir", explica Pierre-François Grond, que espera "un congreso de salida de crisis". Esperando no soportar el domingo una “crisis de salida” del congreso.

9/02/2011

http://www.mediapart.fr

Traducción: Alberto Nadal para VIENTO SUR





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons