aA+
aA-
Grabar en formato PDF
¿Salir o no salir?
Las “barbas del vecino”: debate sobre le energía nuclear en la izquierda francesa
15/11/2011 | Comisión de Ecología del NPA

En una carta abierta a Hollande (Partido Socialista), Joly (Europe Ecologie Les Verts, EELV), Artaud (Lutte Ouvrière) y Poutou (NPA), Jean-Luc Mélenchon [candidato presidencial del Frente de Izquierdas, cuyas dos componentes fundamentales son el Partido de Izquierda y el Partido Comunista Francés] propone la organización de un referéndum sobre las cuestiones energéticas, partiendo del postulado de que hay que superar la división sobre la cuestión nuclear “que divide a la izquierda”.

En realidad, la cuestión de la salida total de la energía nuclear (sin hablar de los ritmos de salida), diferencia a las organizaciones que asumen un perfil antiproductivista y ecologista de aquellas que no lo tienen. El contenido previsible de los acuerdos entre el PS y Europe Ecologie-Les Verts sobre este tema –abandono de la salida programada de lo nuclear por EELV a cambio de un grupo parlamentario en al Asamblea Nacional- indica el grado de motivación de ciertas organizaciones respecto a sus reivindicaciones, pero también el espacio abierto para una izquierda inflexible sobre estos temas.

Más aún desde la catástrofe de Fukushima, las organizaciones políticas que defienden un proyecto de transformación de la sociedad, justo socialmente y responsable ecológicamente, están obligadas a sacar sus consecuencias concretas en su programa político y sus medidas de transición. Sin embargo, contrariamente a lo que da a entender Mélenchon, la convergencia para la salida de lo nuclear existe en la misma medida en que existe la convergencia para la salida de las energías con base en el carbón. Son indisociables desde el punto de vista de la unidad de las movilizaciones y de los actores, así como desde el punto de vista de la coherencia de una transición energética que ponga en cuestión la lógica del beneficio y del sobreconsumo infinito, incompatible con las exigencias medioambientales y sociales.

Por su carácter intrínsecamente derrochador y antidemocrático, por los peligros insuperables que representa para las vidas humanas y por las muy costosas y no sostenibles inversiones que implica, la prosecución de la industria nuclear es incompatible con la necesaria transición energética radical. La mayoría de los movimientos sociales y ecologistas movilizados sobre el tema de la transición energética suman esta doble necesidad: reducción drástica de la dependencia de las energías fósiles y salida de la energía nuclear. En tanto que organización política de izquierdas, ecologista y radical, no podemos autolimitarnos en este tema.

En lo que concierne a las modalidades de este cambio, somos evidentemente muy favorables a una campaña política unitaria para una transición energética justa socialmente y duradera ecológicamente. La amplitud de una tal campaña no puede limitarse a la exigencia de un referéndum, cuyas condiciones democráticas es imprescindible precisar: ¿quién lo organiza?, ¿se planteará la cuestión de la salida o no de la energía nuclear?

Cuando nos comprometimos colectivamente en 2005 en la ejemplar campaña por el No al Tratado Constitucional Europeo, teníamos un punto de vista común que compartir y una posición común que defender. En este caso, ¿qué respuesta(s) propondrá el Frente de Izquierdas en este referéndum? ¿Prosecución de lo nuclear y combinación energética como el PCF? ¿Salida progresiva, programada, como el Partido de Izquierdas?

La consulta popular no puede ser instrumentalizada para evitar resolver contradicciones internas en el Frente de Izquierdas. La gravedad de la situación social y ecológica, la angustia legítima de las poblaciones hacia el peligro nuclear así como hacia la precariedad energética en aumento imponen opciones claras, ahora.

Asímismo, el NPA responde evidentemente de forma favorable a toda propuesta de una campaña amplia de convergencia, de movilización y de explicaciones populares para una transición energética que combine la salida de la energía nuclear, la reducción de las emisiones de gas con efecto invernadero en una lógica de apropiación social de los sectores de la energía y de justicia para los trabajadores y la población.


8/11/2011


http://www.npa2009.org/content/en-r%C3%A9ponse-%C3%A0-jean-luc-m%C3%A9lenchonpr%C3%A9parer-la-n%C3%A9cessaire-transition-%C3%A9nerg%C3%A9tique

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons