aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Francia
Apaño entre el PS y los Verdes
02/12/2011 | François Coustal

Con toda evidencia, Fillon, la UMP y Le Figaro parecen haber encontrado un blanco predilecto: el acuerdo entre el Partido Socialista (PS) y Europa Ecología-Los Verdes (EE-LV) que refrendaría la salida de lo nuclear y, en consecuencia, nada menos que … “la vuelta a la Edad Media”, incluso, según Sarkozy, ¡“una vuelta a la época de la luz a velas”! De hecho, el objeto del delito está bastante alejado de estos fantasmas, puesto que, al contrario, registra las divergencias mantenidas sobre lo nuclear entre el PS y EE-LV.

Por el contrario, las diferentes peripecias que han acompañado a este acuerdo constituyen una verdadera lección sobre cómo están las cosas. Primero, la salida de las negociaciones subraya una vez más que el apetito de EE-LV por la obtención de un grupo parlamentario prima ya sobre cualquier otra consideración: ¡algunas circunscripciones “seguras” y reservadas valen bien la prosecución de los trabajos del aeropuerto de Notre-Dame-des-Landes y el EPR de Flamanville! La segunda lección concierne a la arrogancia de François Hollande y de su equipo que pura y simplemente han suprimido, a posteriori y sin avisar de ello a los ecologistas, uno de los párrafos del documento, sin embargo negociado entre la dirección de EE-LV y la del PS. Esta actitud dice mucho sobre la forma en que François Hollande, en caso de elección, trataría a los ecologistas y lo que serían las relaciones de subordinación de EE-LV en relación al PS y al gobierno.

La tercera enseñanza de esta secuencia es, sin duda alguna, la más espectacular: así, los medios, sin ser desmentidos por los interesados y como si se tratara de un hecho normal, han informado de que ese tachado de un párrafo del acuerdo resultaba en realidad de la presión –vía Bernard Cazeneuve, diputado-alcalde de Cherbourg- del grupo Areva a quien ¡el párrafo sobre la “reconversión, a empleo constante, de la red de tratamiento y fabricación del MOX” no convenía! No se trata sin duda de algo nuevo, pero la grosería de esta intrusión de una multinacional en las discusiones programáticas entre partidos políticos habrá tenido al menos el interés de atraer la atención sobre el papel propiamente político que juegan las grandes empresas que ya se creen autorizadas a dictar a las mujeres, hombres y partidos políticos no solo las decisiones que deben tomar sino también los programas que deben defender.

La última lección se refiere, por supuesto, a las relaciones en el seno del campo ecologista. Al comienzo de las negociaciones con el PS, EE-LV había hecho de la salida de lo nuclear la condición de un acuerdo. Luego, progresivamente, esta pretensión se ha reducido a la exigencia del abandono de Flamanville o, al menos, a la detención de los trabajos. Y ahí Eva Joly ha salido a la palestra. Con, sin duda, toda la energía pues estaba sinceramente convencida. Se comprende por tanto que el acuerdo finalmente firmado “no la haga soñar” y que su entusiasmo por Hollande –portavoz de Areva- sea moderado. Había pues que “resituarla”. Lo que ha sido hecho…

2/11/2011

http://www.npa2009.org/content/ps-e%C3%A9-lv-un-accord%E2%80%A6-instructif

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons