aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Gran Bretaña
Se abre un gran espacio a la izquierda del laborismo
18/04/2012 | Socialist Resistance

La victoria de George Galloway en Bradford Oeste, como la revuelta estudiantil en diciembre de 2010, los disturbios de los suburbios en agosto de 2011, o el movimiento Ocuppy en octubre, fue un acontecimiento que nadie predijo. Aún así, como dijo Galloway en su discurso después de conocer los resultados, su votación ha sido la más espectacular en unas elecciones de un candidato de la izquierda. Galloway consiguió 18.341 votos (55,9%), superando en 10.140 a su oponente del Partido Laborista, Imran Hussain, que se quedó con un humillante 25% (8.201 votos), lo cual se puede considerar un triunfo si se compara con los resultados de los Liberal Demócratas, que sacaron el 4,6% (1.505 votos).

Ha sido un bombazo en la política británica. Galloway, que se ha presentado en el marco de una plataforma contra los recortes, contra la guerra y el imperialismo, contra el racismo y el establishment, ha conseguido más votos que todos los demás candidatos juntos, con una participación del 50,8% del censo, muy buena para unas elecciones extraordinarias /1. Solo 4 de cada 10 votantes han votado a unos de los tres partidos del régimen. El Partido Laborista desciende del 45,2% de las ultimas elecciones al 24,9%. Los conservadores cayeron en picado del 25% al 8,4%, como los Liberal Demócratas, su socio en el gobierno, perdiendo toda credibilidad.

Al igual que los disturbios de agosto, está claro que hechos como estos iban a suceder. Ambos sucesos se deben a lo mismo: el descontento existente, sobre todo entre jóvenes que se sienten alejados de la clase política. Ha sido una muestra de rechazo, en una ciudad multicultural, a diez años de guerras, ocupaciones, islamofobia y ataques a los sectores más pobres de la sociedad. Las elecciones han ocurrido en el marco del escándalo Osborne, un caso de sobornos y corrupción, que ha dominado los medios de comunicación los días anteriores a la votación. También se realizaron poco después de que Leanne Wood fuera elegida líder de Plaid Cymru /2, otra señal de que la gente está dispuesta a apoyar una alternativa radical. Leanne se define como republicana y socialista, algo excepcional en el panorama político británico.

Hubo una enorme participación en Respect, basada en su capacidad para conectar particularmente con la juventud, incluidas muchas mujeres jóvenes atrapadas en una sociedad cada vez más atomizada y empobrecida. Ellas son las que mas sufren el deterioro de las condiciones sociales, agravadas por las políticas de austeridad de la coalición gobernante, la desindustrialización de las ciudades del norte, y la creciente brecha entre el norte y el sur del país. Toda la gente que ha participado en la excelente campaña electoral ha hecho un gran servicio al movimiento y queremos trasmitirle nuestro agradecimiento y felicitaciones. Respect tiene ahora la tarea de que esta gente siga participando en la organización más allá de las elecciones.

Paralelismos con Francia

El resultado de Respect es producto no solo del rechazo a las políticas de la coalición entre conservadores y liberales, si no también a la tímida oposición del Partido Laborista. Fue un resultado que refleja la desconfianza hacia el laborismo y su incapacidad de presentar una salida alternativa a la crisis económica. De hecho, mucha gente del aparato local del Partido Laborista en Bradford se acercó a Respect al principio de la campaña, incluido el responsable local. Cuando Radio 4 fue a una sede local laborista en Bradford solo pudieron encontrar a una persona que hubiera votado por los laboristas.

Hay una notable similitud entre el resultado de Bradford y los logros de Mélenchon en la campaña electoral francesa. El Frente de Izquierdas, respaldado por el Partido Comunista Francés, ha subido en las encuestas del 6% al 15% en pocos meses, superando a la ultraderechista Marine Le Pen. Ha transformado el panorama político francés, empujando a Hollande (candidato del Partido Socialista francés) hacia posiciones más a la izquierda.
Mélenchon, como Galloway, es un ex diputado socialdemócrata de izquierda, con una fuerte aptitud populista, que rompió con el PS. Aunque su programa es más completo, muchas de sus demandas repiten las de la campaña de Galloway. Reivindica un impuesto a las grandes fortunas, el desmantelamiento de la OTAN, el control de los bancos, la planificación ecológica, la retirada de Afganistán, un referéndum sobre el Tratado de la UE, y el derecho de los trabajadores a tomar el control de las fábricas amenazadas de cierre. Ha sido mordaz y efectivo en sus ataques a la extrema derecha.

George Galloway ha sido acusado, por sus detractores, de “jugar la carta musulmana”. Y ciertamente ha disfrutado de un fuerte apoyo entre los votantes musulmanes desde que fue expulsado del Partido Laborista por su oposición a la entrada en la guerra. Los hechos, sin embargo, no apoyan esta alegación. En el distrito universitario, por ejemplo multicultural y joven, Respect obtuvo un notable 83% de los votos. De hecho Respect ganó la mayoría en los seis distritos de la circunscripción, incluyendo los compuestos mayoritariamente por clase obrera blanca o situados en zonas semirurales, donde los tories a menudo ganaban en el pasado.
Además su campaña tampoco estuvo basada en las redes comunitarias conservadoras que existen en algunos sectores de las comunidades de inmigrantes. De hecho una parte importante de la oleada hacia Respect fue resultado de la rebelión de jóvenes musulmanes contra las redes locales comunitarias y patriarcales en las que el laborismo se había apoyado durante sus cuatro décadas consiguiendo el escaño correspondiente a la circunscripción. Galloway llamó públicamente a poner fin a lo que llamó política mafiosa y aldeana. Aunque estos factores locales son importantes no pueden explicar en última instancia el nivel de la victoria que Respect alcanzó.

Una oportunidad

La lección de Bradford para la izquierda, por lo tanto, difícilmente podría ser más clara: el espacio a la izquierda del laborismo se habría vuelto enorme. Se ha abierto una oportunidad, en medio de una crisis económica que empeora, para que la izquierda ofrezca una verdadera alternativa. Esto demuestra, como con Mélenchon en Francia, que la izquierda puede ponerse por delante incluso en el momento de una severa crisis económica.
La apertura de ese tipo de espacio plantea, una vez más, el tema de un nuevo partido amplio, plural, a la izquierda del laborismo –algo que ha sido tanto urgente como posible en Inglaterra durante los últimos diez años si la izquierda hubiera estado preparada para poner su peso colectivo en ello. Esto ya ha sucedido en numerosos países europeos. La Alianza Roji-Verde en Dinamarca y el Bloco de Esquerda en Portugal son ejemplos de esto.

Ha habido asimismo una viva discusión sobre las implicaciones del resultado de Bradford en muchos lugares –incluído en los blogs. Andrew Burgin contesta a esto en la webSocialist Unity diciendo: “El problema con todas estas valoraciones de la victoria de Respect es que a pesar de decir muchas cosas correctas todos se niegan a afrontar lo que debe ser el tema central del momento: que quizás el mismo Respect puede convertirse en el partido político serio a la izquierda del laborismo que es tan vital para el avance de los intereses de la clase trabajadora en Gran Bretaña hoy.”
Lo que Andrew ignora es que la construcción de ese partido es algo en lo que particularmente Respect ha fracasado durante los años en los que estaba en el momento álgido de su apoyo. George Galloway derrotó a Oona King en Bethnal Green & Bow en las elecciones generales de junio de 2005. En mayo de 2006, Respect tenía 18 concejales incluídos 13 en Tower Hamlets. Salma Yaqoob había construído una base de masas en el sur de Birmingham y fue elegida concejala.
A lo que se resistieron en toda la etapa en la que George Galloway y el SWP eran conjuntamente las fuerzas dirigentes en Respect, fue a construir la organización como partido político. Insistieron en construirla como una red laxa o coalición enfocada a las elecciones en las circunscripciones principales. Esto fue siempre problemático. Fue difícil retener militancia, particularmente independientes. No había vida política interna. Se hacía poco entre elecciones. Los nuevos militantes podían ser ganados durante una campaña electoral pero cuando ésta acababa se marcharían.

Cuando Respect fue fundado en enero de 2004, tenía una militancia de más de 5.000 miembros. En dos años, sin embargo, ha caído en declive. En el momento de la ruptura con el SWP, en noviembre de 2007, se había reducido a la mitad de esa cifra. En el momento de la campaña de Bradford había descendido a unos escasos centenares de miembros.
De hecho, se había convocado un congreso, justo antes de la elección extraordinaria de Bradford, para discutir el futuro de Respect. La propuesta principal de la dirección era disminuir el trabajo electoral para un futuro próximo, y convertir Respect en una fundación que pudiese organizar reuniones o conferencias ocasionales.
La resolución decía lo siguiente: “La opción para Respect ahora es cómo continuar el trabajo que hemos empezado. Está claro que bajo nuestro actual sistema electoral, con el laborismo en la oposición, las oportunidades para disputar campañas electorales exitosas van a ser pocas y distantes en el tiempo. Aunque debemos permanecer abiertos a la posibilidad de disputar elecciones en el futuro, no puede estar más en el centro de nuestra actividad.”
Continuaba llamando a: “Apoyar la formación de la Fundación Respect como un cuerpo político no partidario que está claramente en el campo antimperialista y anti-austeridad mientras permanece por encima de la política electoral.”

Bradford lo cambió todo

Bradford cambió todo eso. El congreso fue cancelado cuando se convocaron las elecciones. Ahora se han abierto grandes oportunidades para Respect, sin duda aún mayores que antes. Se ha informado que su militancia se ha duplicado desde los resultados, y no sólo en Bradford. Respect seguramente ampliará su base ganando puestos en el ayuntamiento el próximo mes. Existen grandes oportunidades, particularmente en otras ciudades del norte, en las siguientes elecciones generales y en otras elecciones extraordinarias que puedan tener lugar.

Pero la cuestión que se plantea, no sólo para Respect sino para el movimiento en general, es cómo aprovechar al máximo esta oportunidad. Cómo puede contribuir no sólo a hacer frente a la crisis o ganar representación política para la clase trabajadora, sino también a fortalecer la lucha contra los recortes y los Con Dems /3. Éste debería ser un debate para todo el movimiento y no sólo para Respect, aunque sin duda este juegue un papel central. Andrew Burgin afirma que: “Sin duda nadie en su sano juicio esperará que el partido que consiguió esto se disuelva o permanezca al margen debido a que algunos en la izquierda vean ahora la posibilidad de construir una nueva organización política.”

Ciertamente sería descabellado sugerir que Respect debería disolverse o permanecer al margen después de tales resultados. Sin embargo, lo que esto plantea es si la izquierda, en sus diferentes corrientes, está preparada para ser lo suficientemente audaz e imaginativa, de estar a la altura del reto, de romper con el pasado y empezar a unirse entorno a esta nueva situación; y si Respect está dispuesto a hacer lo mismo y llegar al resto de la izquierda.
Habrá otros candidatos de izquierda en mayo además de los de Respect. La TUSC (Trade Union and Socialist Coalition) presentará una serie de candidatos. Socialist Resistance (SR) está pidiendo el voto para la TUSC allí donde creemos que su candidato es el mejor. Pero la TUSC es una organización que funciona de arriba a abajo y que se niega a adoptar una estructura democrática o a acercarse a otras organizaciones de la izquierda. Un ejemplo es que a Socialist Resistance se le ha negado la solicitud de adhesión. De las luchas contra el proyecto de ley de Lansley /4, se está formando un partido cuyos miembros son médicos, que también planea presentarse contra los Liberal Demócratas en las elecciones generales y posiblemente en algunas elecciones locales. Según un sondeo electoral encargado por los tories, los Lib Dem alcanzarían ya el 15% de intención de voto.

A la luz de todo esto, hacemos un llamamiento a que Respect involucre al resto del movimiento en la discusión de los siguientes pasos a dar convocando un congreso abierto para discutir los resultados de Bradford y el cómo maximizar su impacto en materia de representación de la clase trabajadora. Hay mucho que discutir. Hay una necesidad urgente de implicar a los sindicatos en términos de representación política de la clase trabajadora. Bob Crow ha llamado a la creación de un nuevo partido de la izquierda a raíz de los resultados de Bradford /5, lo que plantea la cuestión de qué tipo de organización se necesita para afrontar las oportunidades que se han abierto.

Democracia

En gobiernos locales, la marea que eligió a George Galloway en Bradford podrá llevar a la elección de otros concejales que estén contra los recortes bajo diferentes banderas en diferentes partes del país. Esto plantea el asunto de cómo los concejales que se enfrenten a los recortes pueden empezar a trabajar juntos de una manera más efectiva. Desafortunadamente en Brighton concejales verdes han votado a favor de los recortes y en ningún sitio se está plantando una resistencia a nivel de gobiernos locales. La única excepción de la que sabemos es la del concejal de Barking & Dagenham, George Barratt, que fue expulsado del Partido Laborista por negarse a apoyar recortes presupuestarios. Es urgente discutir sobre cómo darle la vuelta a esta situación. Hay otras cuestiones inminentes: ¿Qué haría el grupo de concejales de Respect en Bradford si son elegidos en mayo?

Finalmente aparece el omnipresente debate acerca de la democracia interna en organizaciones amplias de la izquierda. Después de cuatro años en Socialist Alliance y cinco en Respect la principal conclusión que sacamos desde Socialist Resistance es que la democracia interna en todos los niveles en esas organizaciones es una condición previa para su desarrollo a largo plazo como organizaciones amplias y plurales. Esto les puede dar la oportunidad de ganar para sus filas y consolidar a largo plazo a aquellos que están rompiendo con las políticas del compromiso y de la traición.

Éstas son algunas de las razones por las que creemos que se necesita con urgencia ese congreso abierto, convocado sin precondiciones, ya que podría impulsar el desarrollo de una discusión colectiva sobre que camino seguir y de como fortalecerse materialmente en la lucha contra los Con Dems.

15/04/2012

Traducción de Brais Fernández, Adrián Sánchez y Anxel Testas para VIENTO SUR


Notas de la traducción


1/ En inglés, By-Elections: elecciones celebradas con carácter extraordinario para ocupar un cargo cuando el titular renuncia a él o fallece. En este caso el de diputado por esta circunscripción.

2/ Plaid Cymru es el partido nacionalista de Gales. En las últimas elecciones internas para determinar quien lideraba el partido (15 de marzo), venció el sector más izquierdista encabezado por Leanne Wood.

3/ ConDem (condenación): Hace referencia al gobierno con un juego de palabras con las siglas de los dos partidos (conservadores y liberal demócratas) que lo componen.

4/ Andrew Lansley, secretario de Estado para la Salud, lanzó un proyecto de ley que implica duros recortes en el sistema sanitario público (NHS).

5/ Véase: http://socialistresistance.org/3371/bob-crow-calls-for-new-working-class-party
Bob Crow, secretario general del combativo sindicato RMT (agrupa a más de 80 mil trabajadores y trabajadoras del transporte y forma parte del ala izquierda laborista). Emblema de la izquierda británica, es muy conocido por la cruzada mediática desatada contra él, al ser RMT impulsor de duras huelgas en el metro de Londres.









Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
Zaragoza. 25 de abril de 2018, 20:00h
Zaragoza. Miércoles, 25 de abril de 2018. 20:00 h Aragón con Catalunya. Contra la represión en todo el Estado
Plaza de España











Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons