aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Crónica urgente de la Conferencia Nacional (I)
Malos tiempos para el NPA
08/07/2012 | Josu Egireun

La Conferencia Nacional del NPA que ha tenido lugar este fin de semana en la Universidad de Nanterre (Paris) marca el punto de crisis más grave de este partido desde su nacimiento y deja muy comprometido su futuro. Tras apenas tres años y medio de vida, la conferencia, además de sancionar una grave escisión, pone en cuestión el proyecto del NPA como marco de reagrupamiento amplio y plural de las y los anticapitalistas. Una muestra dolorosa de las dificultades de la corriente anticapitalista para consolidarse como una alternativa creíble, con capacidad de acción y propuestas en el contexto de crisis actual. A esta primera crónica seguirá otra los próximos días, para valorar las conclusiones finales de la conferencia y sus perspectivas.

Radiografía de la crisis

Los datos más relevantes de la gravedad actual de la crisis del NPA son:

1. En el terreno de la afiliación: según los datos presentados a la conferencia, han participado en la votación 2.122. Es decir, 1.000 menos que en conferencia del año pasado, celebrada para sancionar la política electoral y el candidato del NPA a las elecciones presidenciales, y una quinta parte de los que participaron en el congreso de fundación. Si a esto añadimos que el 22% de los votantes comparten la posición dela Gauche Anticapitaliste (GA, “fracción pública” del NPA) que ha decidido solicitar la entrada en el Front de Gauche (FdG), podemos concluir que el NPA actual es un pálido reflejo del NPA original.

2. Como referente político, los recientes resultados electorales han dada al NPA un carácter marginal: 1,13% en las elecciones presidencias frente a un 4,5% en 2007 y, aproximadamente, 0,8% en las legislativas frente a un 2,9% en 2007.

Más allá de estos datos, la crisis se mide también por la amplitud de la fractura interna, tanto en el conjunto del partido como en su dirección. Una dirección (la que pilotó el proyecto del NPA) que ha quebrado y un partido en el que tanto cuadros significativos en sus estructuras, como militantes históricos de relevancia (Catherine Samary, Charles Michaloux, Michael Lowy, Samy Joshua…) optan por poner en práctica una línea de integración en el FdG en contradicción a la mayoría del partido.

La Conferencia Nacional

Los malos resultados electorales en el contexto de la llegada de los socialistas al poder marca un nuevo período político ante el que el NPA no tenía definida una línea de acción. El acuerdo de realizar una Conferencia Nacional se planteó como el marco necesario para abordar estos temas y tratar de resituar al partido.

El problema es que la Conferencia ha llegado tarde. Tras las elecciones, la Gauche Anticapitaliste ha concluido que en el contexto actual (presidencia y gobierno socialistas, necesidad de construir un frente unitario contra la “austeridad de izquierdas”, y lo que consideran un fracaso de la orientación que viene practicando el NPA desde su fundación…) la única alternativa es entrar en el FdG y formar parte de la dinámica de su campaña, que ha movilizado a decenas de miles de activistas, trabajando por construir un bloque anticapitalista en su interior con las fuerzas a la izquierda del PCF y el PG.

La GA propuso que el NPA realizara este debate. Pero la propuesta llevaba fecha de caducidad: la GA anunció, antes incluso de iniciarse el debate que, cualquiera que fuera la decisión de la Conferencia Nacional, la GA iba a entrar en el FdG. Esta decisión crispó aún más la situación y, por otra parte, debilitó la posición de la GA en la conferencia.

Así, la conferencia ha pivotado sobre todo en torno a tres posiciones:

1) La de la mayoría de la dirección actual que plantea dos elementos básicos: a) La necesidad de abrir una reflexión sobre lo que ha sido la construcción del NPA hasta ahora a todos los niveles (proyecto, estructura, funcionamiento, dirección….). b) Una orientación basada en la necesidad de construir un frente político y social contra la austeridad que descarta explícitamente la incorporación al FdG.

2) El de un sector de esa mayoría (que se conoce como P2), que afirma que el NPA es un partido revolucionario que se funda en una línea de lucha de clases incompatible con la construcción de un frente duradero con el FdG.

3) La GA, para quien, como se ha dicho, el espacio adecuado para construir el NPA está en el FdG, guardando siempre la propia identidad y trabajando por construir en su seno un bloque anticapitalista sobre la base de la política contra la crisis aprobada en el último congreso del NPA.

La primera opción ha llegado a la Conferencia con un 40% de mandatos, la segunda con un 23% y la tercera con un 22%. Si todos los militantes agrupados en la GA, además de entrar en el FdG deciden salir del NPA (sobre este tema no hay acuerdo en la GA; una parte significativa de sus militantes quieren entrar en el FdG, pero continuar su estatus actual de fracción pública del NPA, sin formar parte en ningún caso de la nueva dirección), el NPA quedará reducido al 15% de lo que fue en su fundación. Una merma que no sólo hay que valorar en números, sino en pluralidad y diversidad. Y con una dirección, de mayoría y composición incierta, muy debilitada en todo caso para abordar la crisis del partido.

Se abre así un período de reflexión para las y los militantes del NPA en condiciones muy duras. Ojalá permita que el NPA pueda volver a representar las esperanzas que expresó su fundación.

7/07/2012

Josu Egireun es militante del NPA y miembro de la Redacción de VIENTO SUR







Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
Zaragoza. 25 de abril de 2018, 20:00h
Zaragoza. Miércoles, 25 de abril de 2018. 20:00 h Aragón con Catalunya. Contra la represión en todo el Estado
Plaza de España











Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons