Grabar en formato PDF
Chat | Malí
“París no ha construido ninguna coalición operativa”
22/01/2013 | François Bonnet, Thomas Cantaloube, Pierre Pouchot

Las respuestas de François Bonnet, Thomas Cantaloube y Pierre Puchot a las preguntas planteadas por los internautas el viernes 8 de enero en un chat sobre
la intervención francesa en Malí, sus causas y sus consecuencias, y sobre la toma de rehenes en el sur argelino.

Laurent Vatinel
. ¿Porqué los “expertos” de los medios subestiman sistemáticamente a los yihadistas? ¿Acaso no disponen de estados mayores que elaboren estrategias a largo
plazo y planes para hacer frente a todas las eventualidades? Esa gente tiene objetivos en la guerra, ¿cuáles son?

François Bonnet.
Creo que nadie subestima el peligro de esos grupos yihadistas. Pero una vez dicho esto, hay que entrar en la complejidad y la historia de cada uno de esos
grupos para comprender lo que está en juego. Lo hemos hecho, por ejemplo, en el artículo
Comment le Mali s’est effondré en moins d’un an
/1
o en esta entrevista Un nouvel «Etat islamique au nord-Mali» sur le modèle mauritanien /2. De manera que sí, esos grupos están
muy organizados: los servicios de información americanos, por ejemplo, solo han conseguido saber muy pocas cosas a pesar de los enormes medios de
investigación de que disponen. Sí, tienen estrategias a largo plazo pero tienen objetivos de guerra sin duda diferentes: Ansar Dine, por ejemplo,
reivindica un estado islámico e independiente en el Norte de Malí, AQMI quiere instaurar un “gran califato” de Dakar a Somalia.

Mehdi
. Buenos días, ¿conoce Ud. con precisión hasta dónde llegan los diferentes intereses franceses en Malí: energéticos, financieros, estratégicos? Porque por
el momento las razones oficiales de la implicación militar francesa en Malí lo dejan a uno perplejo.

Thomas Cantaloube
. Francia tiene ciertamente intereses económicos en Malí, pero son bastante más pequeños de los que tiene en los dos países vecinos, Níger y Mauritania,
donde hay minas de uranio. Pero si Malí se convierte en un verdadero agujero negro en el mapa de Africa, y el Sahel se convierte en una zona completamente
incontrolada e incontrolable, son efectivamente los intereses franceses en toda la región los que están amenazados.

Hay igualmente ciudadanos franceses en Malí, unos 6.000, pero hay que precisar que solo una minoría de ellos vive allí permanentemente.

Nadguy
. Buenos días. ¿Podrá Francia aguantar sola? ¿Socios europeos? ¿La Alemania de Angela Merkel? ¿Austeridad para todos pero solidaridad?

François Bonnet
. Es efectivamente una de las sorpresas de esta guerra. Francia está sola llevando a cabo las operaciones militares desde hace ya una semana. Es lo que
Laurent Fabius ha llamado, ayer, a la salida de una reunión extraordinaria de los ministros europeos de asuntos exteriores en Bruselas, “ ser precursor”.

El Elíseo intenta ocultar o relativizar esta soledad enumerando la larga lista de los apoyos a la guerra francesa: desde el Consejo de Seguridad de la ONU
a Argelia, y a los países africanos. Pero esta soledad crea interrogantes sobre la acción diplomática realizada por Francia desde finales de septiembre,
cuando François Hollande pronunció ante la Asamblea General de la ONU un discurso anunciando la guerra. Durante estos últimos cuatro meses, París no ha
construido ninguna coalición operativa. El ejército francés está solo, con 1.400 soldados dentro del territorio en estos momentos, número que debería subir
rápidamente a 2.500. Le remito a nuestro precedente artículo sobre este aislamiento francés: Mali: urgent, la France cherche des partenaires /3. Francia no está sola en Malí y lo estará cada vez menos”, ha dicho, el miércoles, François Hollande. Pero, a día de
hoy, su ejército lo está sobre el terreno. Europa es la gran ausente: la UE ha decidido enviar una misión de 250 instructores para formar lo que queda de
ejército maliense; pero ningún estado europeo enviará tropas o medios importantes. A día de hoy, el detalle de las participaciones es el siguiente:

  • Alemania: 2 aviones Transall
  • Bélgica: 2 aviones de transporte y 2 helicópteros
  • Reino Unido: 2 aviones de transporte y 2 aviones de vigilancia
  • Canadá: 1 avión de transporte
  • Dinamarca: 1 avión de transporte
  • Estados Unidos: intercambio de información, utilización de drones.

Finalmente la fuerza multinacional africana (que debería contar a medio plazo con 3.300 hombres) podría comenzar a desplegarse de verdad la semana que
viene.

Toda la cuestión está efectivamente en saber si Francia podrá proseguir así. ¿Como hacer seguras las ciudades del Norte de Malí, una vez expulsados los
grupos islamistas, en un territorio tan grande como casi dos veces Francia? Es una de las numerosas preguntas que están planteadas.

Lasdekoeur
. Con la excepción de algunos centenares de soldados africanos, del apoyo del sur de Malí y de su gobierno mal estructurado, ningún estado europeo o
“amigo” de Francia participa en esta guerra contra el “terrorismo” en el enorme territorio del norte de Malí. ¿No son los recursos energéticos de Francia
las principales razones de esta repentina y solitaria entrada en guerra de nuestro presidente exsocialista? ¿Cuál es el papel de los tuaregs en este
conflicto?

Thomas Cantaloube
. No, los recursos energéticos de Francia no están en juego en este conflicto. El subsuelo de Malí es muy pobre, a pesar de las esperanzas de las compañías
petroleras y gasísticas estos últimos años. Por el contrario, hay una preocupación de Francia por evitar que el conflicto de Malí se desborde hacia Níger y
Mauritania, donde Francia explota minas de uranio. Pero esta razón está lejos de ser la razón principal de la intervención de Francia.

Añadiré que las explicaciones “energéticas” a las recientes intervenciones extranjeras se han revelado siempre falsas: se sigue esperando el oleoducto que
atraviese Afganistán, o los tremendos contratos petroleros de Exxon con el gobierno irakí, o los de Total con los libios...

Sobre el papel de los tuaregs, es efectivamente muy importante: son efectivamente sus reivindicaciones autonomistas las que han provocado la caída del
norte de Malí en enero de 2012. Pero no hay que confundir en absoluto las reivindicaciones tuaregs, muchas de las cuales son legítimas y han sido ignoradas
por los gobiernos malienses, y las de los yihadistas islámicos. El problema sin embargo es que no hay siempre distinciones claras entre los diferentes
grupos y que todo viene a menudo a mezclarse: el “nacionalismo” tuareg, los islamistas y los traficantes de todo tipo.

Kikiche
. ¿Cuál es la relación, si hay alguna, entre quienes que han tomado rehenes en Argelia y los yihadistas que combaten las fuerzas francesas en Malí? ¿Es,
como dicen algunos, un simple concurso de circunstancias?

Pierre Pouchot
. Por lo que sabemos, ninguna relación, puesto que Ansar Dine ha desmentido muy rápidamente toda conexión con Belmikhtar, el jefe de Los que firman con su sangre, y ha condenado con fuerza la toma de rehenes. Sin embargo, hay que recordar que antes de considerarse argelinos,
malienses, nigerianos ... muchos combatientes de esta zona son tuaregs. Es por otra parte el gran temor del gobierno argelino, la unificación y el
levantamiento del pueblo tuareg en su frontera en favor de una reivindicación independentista.

Netchys
. ¿Porqué no se evoca nunca el papel en la sombra de Qatar, “amigo” de Francia, entre los islamistas tanto en Malí como en Siria?

Pierre Puchot
. No hay hoy elementos objetivos para afirmar que Qatar financie directamente a Ansar Dine, el Mujao o a algún grupo en particular. El apoyo a la guerra
libia comienza a estar bien documentado, pero carecemos por el momento de testimonios creíbles sobre los terrenos maliense y sirio.

Draner
. Los fundamentalistas están cada vez más presentes en África del Oeste. ¿Qué factores están en el origen de esta expansión? ¿Religiosos, políticos,
mafiosos, sociales, económicos, culturales? ¿Cuál es el peso relativo de cada uno de esos factores en la crisis maliense? ¿Cómo podemos invertir el ascenso
de este movimiento? ¿Qué lugar debe ocupar Europa en este combate?

Pierre Puchot
. Es un terreno propicio para los fundamentalistas: fronteras porosas, un territorio gigantesco que ofrece numerosas posibilidades de escondrijos y de
repliegues, antagonismos entre estados (Argelia/Marruecos, Argelia /Malí) que complican las operaciones de los servicios secretos, como ocurrió en el
seguimiento de AQMI por el DRS argelino, cuando el grueso de las tropas de AQMI abandonó el territorio argelino a mediados de los años 2000 ... todo
concurre para que los yihadistas hagan del Sahel una de sus tierras favoritas, y se reagrupen allí.

Thomas Cantaloube
. Las bazas del fundamentalismo en esta región del Africa del Oeste son semejantes a las de otras partes: abandono y corrupción de los gobiernos, pobreza,
búsqueda de sentido (reislamización). Pero en el Sahel se añaden otros factores específicos:

Argelia: los grupos fundamentalistas del Sahel son de alguna forma producto de la guerra civil argelina. Durante años, esos yihadistas tenían por objetivo
principal continuar la lucha contra Argel refugiándose en el desierto del Sahel. A medida que avanzaba la década de los 2000, se han “localizado”,
alejándose del combate contra Argelia y apropiándose de las causas locales.

Traficantes: el Sahel es una zona de tránsito importante entre el Africa llamada “negra” y el Magreb. A medida que han pasado los años, los
fundamentalistas se han convertido también en jefes mafiosos: tráficos de drogas, de tabaco, de emigrantes, de armas... Han recurrido también a los
secuestros. Todas esas actividades intentan ganar dinero para financiar su combate “ideológico”, pero a menudo se puede uno preguntar ¿qué motiva a qué? El
islamismo sirve muy a menudo de justificación a los tráficos.

Los tuaregs: esta región del Sahel está atravesada por una fuerte corriente “autonomista” o “identitaria” por parte de los tuaregs. Estos últimos han
llevado a cabo a veces alianzas de circunstancias con los islamistas, como el MNLA en enero de 2012 o también tejido lazos más duraderos como Ansar Dine,
que está en la intersección de las reivindicaciones tuaregs y del fundamentalismo islámico.

Jean Louis Legalery
. ¿Qué salida se puede imaginar, sabiendo que el parlamento y la Unión Europea han sido consultados después de la intervención, lo que no es una garantía
de transparencia ni de funcionamiento democrático?

François Bonnet
. La salida es muy incierta, efectivamente. Primero hay dudas sobre la duración dela intervención: “El tiempo necesario” ha dicho Hollande. La
multitud de objetivos enunciados -el Jefe de Estado ha evocado incluso un proceso electoral- Francia se ha implicado en una operación de gran amplitud y
larga. Laurent Fabius habla de “semanas”... La constitución obliga ya a un voto de aprobación del Parlamento cuando una operación exterior dura
más de cuatro meses. Eso podría ocurrir, incluso si la guerra sigue siendo asunto “reservado” en exclusiva al Jefe del Estado: solo hay que constatar la
mediocridad del debate parlamentario del miércoles y las pocas informaciones hechas públicas por el ministerio de defensa.

En cuanto a la salida de este conflicto, es igualmente bastante improbable. El ejército francés va a destruir con seguridad los campos, bases y depósitos
de los diversos grupos de rebeldes islamistas. Y luego, ¿qué? París deberá sobre todo emplearse en reconstruir un poder político creíble en Bamako,
liberado de la “tutela” de una fracción golpista del ejército. Hay que señalar por otra parte lo que está hoy confirmado: ha sido tanto la inminencia de un
nuevo golpe militar en Bamako como la ofensiva hacia el sur de los grupos islamistas lo que ha precipitado la intervención francesa.

Una salida probable, y sería el mejor escenario, podría ser la siguiente: que la fuerza multinacional africana tome el relevo para controlar el país y
sobre todo las ciudades del norte. Un proceso político eficiente que lleve a medio plazo a elecciones. Pero hay innumerables condicionantes en esta
hipótesis. Y se sabe sobre todo que la guerra desencadena dinámicas imprevistas y desmonta normalmente todos los hermosos planes que se habían hecho.

Chiara
. ¿Qué se sabe exactamente de las relaciones entre Argel y París sobre esta cuestión? ¿Argel actúa ella sola sin que Hollande (los USA) sean fielmente
informados o no? Esto me parece primordial en el análisis de la actualidad. Hay demasiada indefinición, demasiados acontecimientos relacionados entre sí
que no se pueden poner en perspectiva porque faltan elementos de juicio oficiales.

Pierre Pouchot
. Las relaciones entre Argel y París están movidas por una interdependencia que hace necesario el intercambio de informaciones. Hollande lo ha afirmado:
Francia es tenida regularmente al corriente y continúa discutiendo con Argel. Por su parte, a 15 meses de la elección presidencial, el poder argelino,
debilitado por el fin de reino de Buteflika, tiene necesidad del apoyo benévolo de Francia para conducir la transición política a su término.

Danielle
. ¿Qué repercusiones hay que temer para los países limítrofes y el África del Norte: Argelia-Túnez-Libia?

Pierre Puchot
. Uno de los problemas causados por esta ofensiva francesa es que constituye potencialmente un nuevo terreno de yihad para todos los grupos armados de esos
países, ciertamente poco numerosos en Túnez, pero importantes en Libia. El tema de la seguridad puede, al final, desestabilizar una región en plena
reconstrucción política.

Lou.
¿Y Siria, qué tieneque ver en todo esto? ¿Se ha suspendido una posible intervención como consecuencia de la de Malí?

Pierre Puchot
. La intervención militar en Siria, aunque defendida por Qatar, no ha estado verdaderamente nunca de actualidad. El reflujo de las diplomacias occidentales
estas últimas semanas invita a pensar que no será para mañana.

Xipetotec
. ¿Hay precisamente en los objetivos de guerra una voluntad específica de acabar con el combate independentista de los tuaregs? La “izquierda” francesa
tendría una grave responsabilidad en este combate neocolonial.

Pierre Puchot
. Es más una voluntad de los argelinos, cuya política desde hace años contra esos grupos consiste por un lado en dividirlos, y del otro, en mantener en el
subdesarrollo el sur del país, a pesar de que es rico en materias primas.

Nicolas
. Buenos días. ¿A qué se hace referencia cuando se evocan en la prensa lazos diplomáticos antiguos entre Francia y el MNLA, incluso entre los servicios
secretos franceses y el MNLA?

Pierre Puchot
. Francia ha escuchado siempre al MNLA por considerarlo “laico”. Hasta que constató su debilitamiento, en las negociaciones intermalienses en las que ha
tomado parte ha favorecido a ese grupo frente a los demás tuaregs.

Corentin
. ¿Porqué a lo largo del tiempo se habla de fundamentalistas y terroristas, y se silencian los intereses estratégicos de Francia? El deber de ingerencia...
Se puede establecer un paralelo entre la guerra de los Balcanes y la de Malí, en el sentido en que Malí corre el riesgo de convertirse en el terreno de
juego favorito de los cárteles del crimen organizado (droga+corrupción).

François Bonnet
. Difícil establecer un paralelo con los Balcanes, me parece. Las guerras en la exYugoslavia fueron un proceso muy largo, durante una decena de años (hasta
la intervención de la OTAN en Kosovo en 1999). Se desarrollaron en el corazón mismo de Europa. Que algunos países salidos de esos conflictos se hayan
convertido en “agujeros negros”, mezclando criminalidad y tráficos de todo tipo (Kosovo y Montenegro, por ejemplo), está más ligado al fracaso de las
políticas europeas en esos países. Le remito, entre otras, a una serie de investigaciones que hemos publicado este verano sobreKosovo, un trou noir dans l’Europe /4. O este otro conjunto de siete reportajes sobre los Balcanes: Balcans, sur les routes des migrants /5.

Clémence Humbert
: La principal causa de estas crecientes derivaciones es el tráfico de cocaína. ¿no es así? ¿Cuál es la edad media de los terroristas?

Pierre Puchot
. El tráfico de cocaína es uno de los medios de financiación de esos grupos, como puede serlo la toma de rehenes y los rescates. De ahí su localización en
el Sahel, terreno propicio a la recepción de la droga proveniente de América latina. Pero para AQMI, es claramente un medio, y no un fin.

Xipetotec
. Algunos hablan de “régimen totalitario” impuesto por los grupos yihadistas (imposición de la charia, etc.) ¿Están estructurados esos grupos para ocupar
el lugar del estado maliense? ¿Es su objetivo estructurar un “estado islámico”? ¿O se trata simplemente de grupos informales cuyo único objetivo es servir
a la organización de diferentes tráficos?

Pierre Puchot
. Ansar Dine y AQMI hacen de la charia (su versión de la charia, debería escribir) un imperativo. Su objetivo es pues imponer un estado islámico en lo que
éste puede tener de más regresivo. Pero con sus 5.000 combatientes, Ansar Dine, el mayor grupo de la región, no tiene los medios por sí solo de estructurar
un estado.

Visitante
. Justamente: ¿puede Francia permitirse apoyar la creación de un estado del norte de Malí, lo que sería una opción interesante visto el antagonismo
norte-sur en Malí y la inestabilidad de ese estado?

Thomas Cantaloube
. Hay un principio, que se puede juzgar superado pero que sin embargo guía las relaciones internacionales, que es el de la intangibilidad de las fronteras
salidas de la descolonización. Con la notable excepción de Sudán, que ha sido dividido en dos en 2012, al precio de numerosos años de guerra y de decenas
de miles de muertos, la solución de la partición es raramente contemplada. La que si lo es, por el contrario, es un aumento de la autonomía de ciertas
regiones o una forma de federalismo.

Añadiré que, en el curso de mis reportajes en numerosos países que se dice divididos por conflictos étnicos o autonomistas (Afganistán, Bosnia, Libia...),
la mayor parte de los ciudadanos de esos países están en general muy apegados a su país y a la integridad de las fronteras y de la nación tal como ha sido
definida, incluso mal, por las potencias coloniales.

Laurent Vatinel
. ¿Qué se sabe del reclutamiento de niños soldados en el norte?

Thomas Cantaloube
. Un informe de Amnistía Internacional /6 ha señalado ese problema. En él se puede leer: “

En un comunicado de prensa, publicado el 17 de agosto de 2012, la UNICEF ha declarado haber recibido “informaciones creíbles según las cuales grupos
armados en el norte de Malí reclutan y utilizan cada vez más niños con fines militares”. Sin poder establecer el número exacto, la organización de la
ONU ha declarado, en ese mismo documento, que el número de niños implicado se contaba por centenares y parecía aumentar

”.

Hay que señalar que el Tribunal Penal Internacional ha tomado a su cargo todos los crímenes que hayan podido ser perpetrados durante el año pasado, pero
también los susceptibles de serlo durante la guerra en curso, por parte sea de las fuerzas lealistas, de los soldados franceses e internacionales, o de los
grupos armados yihadistas.

Xipotec
. Ud. ha hablado en un comentario de riesgo de desestabilización del sur de Malí en caso de golpe de estado militar. ¿Hay un problema específico en el sur
de Malí?

François Bonnet
. El problema del sur de Malí es primero el del hundimiento del estado maliense. Desde el golpe de marzo de 2012, una parte del ejército, dirigida por el
capitán Sanogo, considera que el poder político le corresponde. De ahí la crisis larvada con un presidente provisional impotente y que, tras una agresión,
se ha refugiado en Francia durante tres meses, y la sucesión de dos primeros ministros. El ejército está él mismo dividido (una parte de él vive de
diferentes tipos de contrabando): algunos responsables se oponían así más o menos abiertamente al despliegue de una fuerza africana de la CEDEAO y a una
intervención francesa. En definitiva, el proceso de dislocación emprendido con el golpe hace hoy al sur del país particularmente vulnerable.

Boris
. ¿Podríamos hablar de nuevo sobre la identidad de los combatientes de esos grupos? Se les trata de terroristas cuando Ansar Dine se ha desmarcado
claramente de la toma de rehenes en In Amenas.

Pierre Puchot
. Ansar Dine se ha desmarcado ciertamente de la toma de rehenes, pero tiene una lectura del Corán muy particular que le autoriza a cortar las manos de los
ladrones, etc. Es por otra parte un grupo militar con una estrategia de conquista. Sin embargo estoy de acuerdo con Ud.: en nuestros días la palabra
terrorista es empleada con poca precisión. También en el caso de esta guerra maliense.

Gbagbadé
. Explicad a los franceses que los islamistas de Malí están armados con las armas que Francia distribuyó en Libia. Deme la diferencia entre los malos
islamistas de Malí, los simpáticos islamistas de Libia, los simpáticos islamistas de Siria, los malos islamistas de Afganistán que eran ellos mismos
simpáticos antes, cuando se enfrentaban a los rusos.

Pierre Puchot
. Es cierto que una parte de las armas libias han sido compradas en el mercado negro por ciertos grupos como Ansar Dine. En lo referido a la segunda parte
de su pregunta, no se trata de determinar los “buenos” y los “malos” islamistas, sino sencillamente de constatar que la lectura del Corán por unos les
lleva a amenazar a sus semejantes, y que la de los otros no plantea problemas particulares, en el marco de los procesos democráticos en curso.

18/01/2013


http://blogs.mediapart.fr/blog/la-redaction-de-mediapart/180113/mali-paris-na-pas-construit-de-coalition-operationnelle

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/

http://www.mediapart.fr/journal/international/140113/comment-le-mali-sest-effondre-en-moins-dun

2/

http://www.mediapart.fr/journal/international/160512/un-nouvel-etat-islamique-au-nord-mali-sur-le-modele-mauritanien

3/

http://www.mediapart.fr/journal/international/160113/mali-urgent-la-france-cherche-des-partenaires

4/


http://www.mediapart.fr/journal/international/200712/kosovo-un-trou-noir-dans-leurope-33-le-role-des-services-francais

5/

http://www.mediapart.fr/dossier/international/balkans-sur-les-routes-des-migrants

6/

http://www.amnesty.fr/Documents/Mali-Les-civils-paient-un-lourd-tribut-au-conflit-AFR-370072012



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons