aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Marruecos
Abuso de migrantes del África subsahariana
11/02/2014 | Human Rights Watch

[El informe de Human Rights Watch (HRW) no se refiere sólo a Marruecos, sino que afecta directamente a España y a la Unión Europea, a la primera por su violación de derechos humanos en Ceuta y Melilla, y a la segunda por su política de expulsiones sin garantías. HRW es una organización de defensa de los derechos humanos, nada sospechosa de parcialidad en sus informes, ni de radicalismo en sus recomendaciones. Los hechos que describe están documentados, tienen credibilidad y son anteriores a los incidentes que acusaron la muerte de al menos 14 personas inmigrantes que intentaban entrar en Ceuta el pasado 6 de febrero. Por eso su informe es un poderoso argumento a favor de que las muertes de Ceuta son sólo la punta del iceberg de una práctica sistemática, tal como ya explicábamos en un artículo que reproducíamos hace unos días. Es también una ilustración de cómo los Derechos Humanos, que se proclaman universales, vigentes para todas las personas en cualquier lugar del mundo, en la práctica sólo son reconocidos (cuando lo son) dentro de las fronteras de determinados estados y sólo para las personas que han adquirido su nacionalidad, por ejemplo la española. Ceuta y Melilla son constitucionalmente ciudades autónomas españolas y en ellas están reconocidos oficialmente los derechos humanos, pero ello no impide que una persona los vea pisoteados por el hecho de acceder a ellas irregularmente. El respeto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos debería ser una línea roja que ningún gobierno decente debería permitirse cruzar; y, en caso de hacerlo, un motivo de denuncia y movilización incondicional por parte de sus ciudadanos. Si permitimos que los derechos humanos tengan excepciones nos adentramos en la barbarie.

Al principio del resumen en castellano del informe de HRW, al que enlazamos al final de este artículo, uno de los inmigrantes entrevistados nos recuerda una verdad elemental:

“Sabemos... que somos migrantes clandestinos, migrantes ilegales. Sabemos que no tenemos [algunos] derechos. Pero también sabemos que tenemos derechos humanos. Los seres humanos deben ser respetados. No podemos ser maltratados”. (André P., 27, Guinea).

El informe de HRW se titula “Abusados y expulsados: maltrato de migrantes del África subsahariana en Marruecos” y fue presentado el 10 de febrero. Los párrafos que siguen estan sacados de la crónica de su página web. Martí Caussa]

Miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes habitualmente propinan golpizas, cometen diversos abusos e incluso, en algunas ocasiones, roban a migrantes originarios del África subsahariana en la región noreste del país, señaló Human Rights Watch en un informe divulgado hoy [10 de febrero]...

El informe de 79 páginas, “Abusados y expulsados: maltrato de migrantes del África subsahariana en Marruecos”, concluyó que estos atropellos ocurrieron en casos en que las fuerzas de seguridad tenían bajo su custodia a migrantes subsaharianos que habían fracasado en su intento por llegar al enclave de Melilla, o —antes de septiembre de 2013— cuando estas fuerzas organizaban redadas sin respeto al debido proceso para luego expulsarlos a Argelia. Sin embargo, investigaciones realizadas a fines de enero y comienzos de febrero de 2014 en Oujda, Nador y Rabat indican que miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes aún continúan empleando la violencia contra migrantes expulsados de Melilla…

Miembros de las fuerzas de seguridad españolas también aplican la fuerza excesiva cuando expulsan en forma sumaria a migrantes de Melilla, comprobó Human Rights Watch. España debería detener todas las deportaciones sumarias hacia Marruecos en la frontera con Melilla y suspender el retorno forzado a Marruecos de migrantes que lleguen a Melilla, hasta tanto Marruecos demuestre que estas personas ya no corren riesgo de sufrir golpizas y otros abusos al regresar, y que sus derechos son garantizados…

El informe de Human Rights Watch se elaboró sobre la base de entrevistas mantenidas con 67 migrantes subsaharianos en las ciudades de Oujda y Nador y en zonas próximas, durante noviembre y diciembre de 2012. Human Rights Watch también entrevistó a funcionarios, agencias internacionales y organizaciones no gubernamentales, e incluyó en el informe las respuestas ofrecidas por el gobierno a una serie de preguntas enviadas por escrito. En enero y febrero de 2014, Human Rights Watch entrevistó a otros 14 migrantes en Nador, Oujda y Rabat…

Según información aportada por organizaciones no gubernamentales, en diciembre de 2011, las autoridades marroquíes intensificaron las redadas en campamentos clandestinos de migrantes ubicados en zonas boscosas de las afueras de Oujda y Nador. Gendarmes y miembros de las Fuerzas Auxiliares de Marruecos destruyeron refugios de migrantes y, en ocasiones, robaron sus pertenencias durante estas redadas, según indicaron migrantes a Human Rights Watch. Las fuerzas de seguridad arrestaron a migrantes de sexo masculino, los trasladaron en autobuses a la frontera con Argelia y les ordenaron que siguieran caminando, y eludieron así los procesos judiciales y administrativos de deportación correspondientes conforme a las leyes nacionales y las normas internacionales…

Con respecto a las expulsiones documentadas en el informe, el gobierno marroquí dijo a Human Rights Watch que no expulsaba a estas personas sino que efectuaba actos legítimos de “retorno a la frontera”. No obstante, la frontera entre Argelia y Marruecos continúa formalmente cerrada, y diversos migrantes indicaron a Human Rights Watch que funcionarios de seguridad marroquíes los habían llevado a sitios aislados y allí habían aplicado la fuerza o la amenaza de fuerza para coaccionarlos y lograr que se dirigieran a pie hacia Argelia.

Algunos migrantes expulsados que se encontraron con fuerzas de seguridad argelinas sufrieron abusos adicionales. Los migrantes indicaron que algunas autoridades fronterizas de Argelia los obligaron a regresar a Marruecos, en ocasiones con métodos violentos, tras robarles sus pertenencias. Cada uno de los migrantes entrevistados que había logrado regresar a Oujda o Nador describió expulsiones que se llevaron a cabo sin tener en cuenta requisitos básicos de debido proceso…

El gobierno español debería poner fin al retorno sumario a Marruecos de los migrantes que ingresan a Melilla. La legislación española exige a las fuerzas de seguridad y fronterizas cumplir los procedimientos de deportación al expulsar a migrantes que ingresan a España ilegalmente. Estas expulsiones también contravienen la normativa internacional y de la Unión Europea (UE), que prohíbe a los países enviar a las personas forzadamente de regreso a territorios donde estarían expuestas a un riesgo genuino de trato inhumano o degradante. Las autoridades españolas deberían además asegurar una investigación diligente de los señalamientos sobre el uso excesivo de la fuerza por sus propios agentes del orden y presionar a Marruecos para que renuncie al uso de la fuerza injustificada contra migrantes…

Nador es un punto de acceso para numerosos migrantes que aspiran a llegar a Melilla, y que intentan el cruce ya sea con botes inflables o trepando el vallado que rodea este territorio, a veces en grupos de varios cientos por vez. Varios migrantes que lograron ingresar a Melilla indicaron que, en su mayoría, fueron expulsados en forma sumaria por la Guardia Civil española y entregados a patrullas marroquíes en la frontera. Señalaron que las autoridades marroquíes a menudo propinan golpizas a quienes cruzan la frontera, incluidos menores bajo su custodia que no muestran resistencia ni intentan huir…

Cinco migrantes entrevistados por Human Rights Watch en Rabat señalaron que, al intentar escalar el vallado perimetral de Melilla en las primeras horas del 2 de febrero, miembros de la Guardia Civil española y las Fuerzas Auxiliares de Marruecos respondieron con un uso excesivo de la fuerza contra ellos…

10/02/2014

El resumen en castellano del informe de HRW se puede ver en: http://www.hrw.org/sites/default/files/reports/morocco0214sp_ForUpload.pdf





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons