aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Sanidad
Dos años de reforma sanitaria: más vidas humanas en riesgo
12/04/2014 | Médicos del Mundo

[La contra-reforma sanitaria impulsada por el Real Decreto Ley (RDL) 16/2012 es una fuente de exclusión sanitaria y sufrimiento. El informe que publicamos lo documenta ampliamente. Presta una especial atención al colectivo de personas inmigradas en situación irregular, que es el más gravemente afectado, pero también deja claro que no es el único. La reacción de las diferentes Comunidades Autónomas (CCAA) ha sido muy diversa, hasta el punto que puede afirmarse que ya no existe un único Servicio Nacional de Salud que asegure los mismos derechos básicos en todo el Estado, sino que ha sido troceado en tantas partes como CCAA; uno de los méritos del informe es que lo documenta detalladamente. A continuación publicamos las primeras páginas del mismo y al final incluimos un enlace al documento completo. Redacción.]

Hace ahora un año, el Presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba que desde el 1 de septiembre de 2012 se habían dado de baja 873.000 tarjetas sanitarias de personas extranjeras “no residentes en España”. Esta información se hacía pública con motivo de la presentación a la Comisión Europea del Programa Nacional de Recortes. A lo largo de los siguientes meses, la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha aportado en diferentes ocasiones otras cifras o porcentajes relativos al número de tarjetas sanitarias que han sido retiradas: en la sesión de la Comisión de Sanidad de enero de 2014, informaba de la baja de 676.000 personas extranjeras que ya no constan como residentes en nuestro país; en un escrito dirigido a varios mecanismos de derechos humanos de Naciones Unidas, en ese mismo mes, se informa de que han sido 748.835 las tarjetas que se han dado de baja. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad no ha informado, sin embargo, cuál es la base de cálculo de todas estas cifras; ni ha ofrecido un desglose de la información para conocer cuántas de esas tarjetas correspondían a ciudadanos y ciudadanas de algún estado miembro de la Unión Europea, ni cuántas correspondían a personas sin recursos procedentes de países tradicionalmente migratorios.

La retirada de las tarjetas sanitarias se incluyó entre las medidas relacionadas con las recomendaciones específicas del Programa Nacional de Reformas creado, al parecer, para “aumentar la competitividad y sobre todo la flexibilidad de la economía española”. Lo cierto es que en dicho Plan no se identifica cuál es la implicación de la medida en el presupuesto español, en términos de gasto ni tampoco de ingresos; ni se describe cuál es su impacto ni en el PIB ni en la generación de empleo de esta medida. ¿Cómo se ha realizado, entonces, el cálculo económico y su impacto? ¿Dónde está el informe que evaluó las consecuencias para las poblaciones más desfavorecidas al emprender una nueva definición de la figura de asegurado del sistema nacional de salud? Resulta difícil saberlo porque el Real Decreto Ley 16/2012 se aprobó sin que se haya dado a conocer públicamente el estudio de impacto y la memoria económica que lo acompañaba.

Al mismo tiempo, entre los argumentos que se incluyen en el preámbulo del Real Decreto-ley y que se ha repetido como letanía desde diferentes portavoces del Gobierno central, se hace alusión a la grave situación de insostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y a la advertencia del Tribunal de Cuentas con relación a la facturación pendiente de cobro correspondiente a los gastos sanitarios de personas extranjeras. Sin embargo, lo que se silencia es el hecho de que el mencionado informe del Tribunal de Cuentas se está refiriendo a un problema de mala gestión en la facturación de los gastos derivados de la atención a personas ciudadanas de otros países de la UE. La confusión entre inmigración y el fenómeno conocido como “turismo sanitario” es caldo de cultivo para actitudes xenófobas tristemente arraigadas en nuestra sociedad. No es cierto que las personas inmigrantes consuman más recursos sanitarios que la población española. Existe bibliografía suficiente que contradice con datos estadísticos la acusación de un supuesto abuso de los servicios sanitarios por parte de las personas inmigrantes.

Por estos mismos motivos, durante los dos años desde su aprobación, diferentes mecanismos de derechos humanos europeos y de Naciones Unidas vienen advirtiendo al Gobierno español sobre las consecuencias de los recortes en políticas sociales y, específicamente, sobre el impacto de la reforma sanitaria en los colectivos de población más vulnerables. En su último informe, la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, también da cuenta de varios motivos de preocupación relacionados con la aplicación del Real Decreto-ley y, en concreto, referidos a las barreras de acceso para las personas extranjeras en situación administrativa irregular y que viven en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica. Hasta el momento, ninguna de estas comunicaciones ha llevado al Gobierno español a rectificar su política sanitaria y anular las disposiciones que tienen repercusiones directas sobre las poblaciones más vulnerables de nuestra sociedad.

Para Médicos del Mundo, el baile de datos sobre las tarjetas sanitarias tramitadas y anuladas, sumado a los discursos plagados de alusiones al “turismo sanitario”, oculta la realidad de las decenas de miles de personas excluidas del sistema público de salud y de aquellas que no pueden acceder económicamente a los tratamientos que necesitan. A lo largo de los dos últimos años, nuestros equipos han ido teniendo conocimiento del incremento de personas españolas en grave riesgo de exclusión económica y social que han acudido solicitando apoyo sociosanitario. Sin embargo, aún siguen siendo las personas inmigrantes las principales afectadas por la reforma sanitaria: o bien, por no poder cumplir los requisitos administrativos para acceder a una Tarjeta Sanitaria; o por ser víctimas del caos y la desinformación que ha caracterizado la implantación del Real Decreto-ley 16/2012 hasta el día de hoy. Por este motivo, Médicos del Mundo, junto con otras organizaciones sociales, vienen realizando importantes esfuerzos en visibilizar esta realidad y alentar la rebeldía de las y los profesionales del sector sanitario frente a la exclusión de que son víctimas las personas inmigrantes en situación irregular con escasos recursos.

El objetivo del presente informe consiste, precisamente, en mostrar la fotografía más fiel de la realidad que ha provocado la puesta en marcha hace dos años de una reforma sanitaria que vulnera el principio de universalidad del Sistema Nacional de Salud y ha profundizado las brechas de inequidad territorial entre unas comunidades autónomas y otras. Con este fin, Médicos del Mundo quiere insistir en su llamada de atención al Gobierno español para que rectifique su política sanitaria, y dé marcha atrás a las medidas que imponen un sistema de aseguramiento alejado del modelo de sanidad universal elogiado internacionalmente.

Nuestra presencia en doce comunidades autónomas y más de veinte años de implantación en España nos proporciona un conocimiento directo del impacto de las políticas sociales en la salud y la vida de miles de personas.

En noviembre de 2012, Médicos del Mundo publicaba un mapa semáforo que medía de qué manera se habían posicionado los diferentes gobiernos autonómicos con respecto al Real Decreto-ley 16/2012, a tres meses de la entrada en vigor de la Disposición que imponía la retirada de la tarjeta sanitaria a las personas inmigrantes en situación administrativa irregular. Aquel mapa, tomaba como referencia las primeras reacciones de los diferentes ejecutivos autonómicos –plasmadas en declaraciones ante la opinión pública más o menos formales y, en algunos casos, con el anuncio de la puesta en marcha de unas primeras medidas que iban más allá de los mínimos establecidos por la norma estatal.

Un año después de aquel mapa, las diferentes administraciones autonómicas han tenido tiempo de poner en marcha medidas para dar cumplimiento a aquellos compromisos. Y esta labor se ha desarrollado de tal manera que un análisis de las diferentes normativas autonómicas descubre un mosaico de contextos tan variados que significa una clara ruptura de la equidad territorial en lo que se refiere al derecho a la salud.

Abril de 2014

http://www.medicosdelmundo.org/index.php/mod.documentos/mem.descargar/fichero.documentos_Impacto-Reforma-Sanitaria-Medicos-del-Mundo_3ec0bdf9%232E%23pdf





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons