aA+
aA-
Grabar en formato PDF
Argelia
La abstención, el mayor partido del país
19/04/2014 | El Watan

Estas elecciones del 17 de abril quedarán en la historia como el escrutinio del absurdo.

La jornada comenzó de forma extraña con un hombre que salía de una mesa electoral con una urna bajo el brazo en Bejaia. Más tarde, como si no hubiera
pasado nada, el jefe del estado, que no había aparecido en público desde mayo de 2012, salió de su casa en silla de ruedas para acudir a la oficina
electoral. Durante toda la jornada ha habido motines que han sacudido la Kabilia: en Bejaia unos jóvenes han quemado neumáticos y cortado la carretera
nacional la noche del miércoles al jueves. En Tizi Uzu ha habido enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden.

En Buira se han producido saqueos en las mesas electorales. Al final de la jornada un balance señalaba más de sesenta heridos. Mientras la televisión
oficial difundía imágenes de argelinos que corrían para ir a votar, felicitándose por “el ambiente de convivencia” y la “serenidad” en la que se celebraba
el escrutinio, la policía y la gendarmería desplegaban más de 260.000 hombres en todo el país, apoyados con cobertura aérea. La jornada ha terminado
finalmente con un diluvio de tasas de participación dadas por los cuarteles generales de los candidatos, de los medios, de los magistrados, sin que una
sola tasa oficial haya sido anunciada desde las 17h: 37,04%. Al fin, a las 22:40, salió el veredicto: 51,70%.

Es decir, bastante menos que en 2009 cuando fue del 74,11%. Y ya, al anochecer, los partidarios del presidente Buteflika comenzaban a desfilar por las
calles de Argel para festejar la victoria. El FLN, por su parte, se ha felicitado de la afluencia que “denota la gran toma de conciencia pro el pueblo de la amplitud de la responsabilidad que le incumbe y a la altura de la cual ha estado siempre”.
Si la cifra ha tardado tanto tiempo de aparecer, es porque resume todo lo que estaba en juego en la elección. “La abstención, proceda de una indiferencia o de una actitud inmotivada, denota una propensión deliberada a querer permanecer al margen de la nación”, había prevenido Buteflika. Durante toda la campaña, los representantes del presidente saliente habían insistido con fuerza en la “necesidad de votar en nombre de la estabilidad”.

Teniendo en cuenta la falta de interés por los mitines, una participación masiva no era algo muy probable. El Ministerio del Interior decidió, por otra
parte, a finales de la tarde, prolongar la apertura de los colegios electorales por una hora. “ La participación es lo único que verdaderamente está en juego en estas elecciones, explica el politólogo Murad Gumiri, presidente de la Asociación
de Universitarios argelinos para la promoción de los estudios de seguridad nacional. Es importante por las consecuencias que tendría: una tasa débil debilitaría al clan en el poder, mientras que con una tasa alta podría negociar mejor
sus intereses en la transición que va a prepararse
”.

Antes incluso de que sean conocidos los resultados de los candidatos y la tasa de abstención sea real o trucada, el gran vencedor ya es conocido: la
abstención. Y los primeros a alegrarse por ello son los partidarios del Frente del Boicot. “Desde 1997, el mayor partido del país es el de los abstencionistas, recuerda la politóloga Luisa Ait Hammaduche, " . La particularidad de este escrutinio es que el boicot ha sido defendido de forma organizada, por una alianza heterogénea que ha permitido federar un
electorado más amplio hacia la abstención. Mientras las elecciones sigan siendo pluralistas pero sin competencia, un gran número de argelinos
considerará que votar es inútil
”.

18/04/2014


http://m.elwatan.com/pl/svt/si/afpelwatan/po/opfr/sc/elwatanactualit/dk/elwatan.04-18-2014.0038p0000/ms/4SfnUv7wM51/r/1397811174/pa/288004

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR





Facebook Twitter Telegram RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons