aA+
aA-
Grabar en formato PDF
oxfamintermon.org  
Estado español
La ilusión fiscal
14/03/2015 | Oxfam Intermón

[El Informe que publicamos de Oxfam Intermón realiza un detallado e interesante análisis de las prácticas y consecuencias de los abusos fiscales de las grandes empresas transnacionales y, particularmente, del comportamiento fiscal de las principales empresas del Ibex 35. A la evasión y elusión fiscales se añaden los incentivos concedidos a algunas grandes empresas para estimular sus inversiones y, en conjunto, suponen una pérdida de al menos 100 000 millones de dólares para los “países en desarrollo”. La Unión Europea deja de recaudar cada año por evasión y elusión fiscales un billón de euros, el equivalente a dos veces el gasto público en salud. En el Estado español del fraude estimado en 59 500 millones de euros del Impuesto de Sociedades, el 72 % proviene de grandes empresas y grandes fortunas.

El informe relaciona los escándalos fiscales de grandes empresas transnacionales como Mc Donald’s que dejó de pagar entre 2009 y 2013 mil millones de euros en varios países europeos mediante traslados de su sede social a Suiza y creación de una filial en Luxemburgo, y el de siete grandes empresas tecnológicas que tras haber facturado 7 700 millones en el Reino Unido pagó sólo 43,75 millones de euros, 400 menos de lo que debían. Las empresas transnacionales utilizan las diferencias normativas y declaran sus ingresos en los países con tipos más reducidos a la vez que deducen gastos en las filiales españolas.

Otro caso revelador es el de la transnacional petrolera Exxon, segunda empresa mundial por su valor de capitalización en bolsa, que hace unos años cerró su filial, Exxonmobil Spain. A través de esta filial, que contaba con un solo empleado, Exxon utilizaba la técnica fiscal del régimen de Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE), cuyo objetivo teórico es de evitar la doble imposición internacional, pero que en muchos casos permite no tributar ni en el país de origen ni en el de destino. La transnacional acordó la absorción de Exxonmobil Spain por otra holandesa, por considerar que la normativa fiscal holandesa es aún más favorable que la española y que es utilizada como camino hacia los paraísos fiscales.

Los tímidos intentos practicados en varios países europeos para poner freno a estas prácticas chocan con que la mayoría de los mecanismos utilizados para evitar pagar impuestos en los países en los que operan son legales. Se trata de lo que la OCDE denomina “prácticas de planificación fiscal agresiva” de las transnacionales, que utilizan las diferencias en las legislaciones nacionales para eliminar o reducir significativamente la tributación. Las multinacionales tienen el tamaño y la capacidad financiera suficiente para contratar equipos de especialistas financieros que explotan las lagunas y contradicciones legales que existen a escala estatal y, especialmente, en el plano internacional.

¿Y porqué se mantiene una normativa que se muestra ineficaz? Aunque no haya una única razón, un factor muy evidente es que los grandes grupos de poder financiero invierten grandes cantidades de dinero en financiar las campañas electorales, por ejemplo en Estados Unidos o el Reino Unido, logrando así el mantenimiento de leyes que les son favorables. Según el Irish Times, empresas como Deloitte o KPMG redactan borradores de ley que responden a sus intereses y los de sus clientes. En el caso del Estado español, a ello se suma la debilidad de los recursos de la inspección fiscal a las grandes empresas: sólo el 20 % del personal de la Agencia Tributaria se dedica al control de esas empresas. También hay que apuntar las prácticas de intimidación al personal de la inspección que realiza una interpretación estricta de la normativa fiscal. Ahí está el caso de la destitución de la inspectora que intervino en el expediente abierto contra la cementera mexicana CEMEX, por no haber incluido un criterio que habría permitido reducir la sanción de 450 a 15 millones de euros.

El informe de Oxfam propone dos medidas. La primera, que los partidos del Estado español incorporen una ley contra la evasión fiscal, con el compromiso de impulsar el proceso de reforma en cuanto accedan al gobierno, entre otros, con los objetivos de reducir a la mitad el nivel de evasión y elusión fiscal, especialmente de las grandes empresas, erradicar el uso de los paraísos fiscales (las empresas del IBEX 35 tienen 810 empresas en territorios de baja tributación, de las que 182 corresponden al Banco de Santander), aumentar el tipo efectivo de imposición de las grandes empresas y lograr que las grandes empresas paguen la parte justa que les corresponda, tanto en el Estado español como en el exterior. La segunda consiste en una reforma del sistema fiscal internacional, a través de una cumbre fiscal mundial.]

Leer el informe





Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons